MOHOLY-NAGY: FUTURE PRESENT: EL PODER DE LAS IMÁGENES

0

El Guggenheim de Nueva York dedica su exposición más importante del año a la obra del artista húngaro László Moholy-Nagy, uno de los artistas más inspirados y versátiles de la escuela constructivista y, sobre todo, uno de los primeros promotores del uso artístico de la luz y de la experimentación con nuevos materiales. Las 300 obras que componen Moholy-Nagy: Future Present se despliegan con naturalidad por la espiral del edificio de Frank Lloyd Wright como un desfile al unísono de Dadá, surrealismo, cubismo y constructivismo ruso. La muestra se puede ver hasta el 7 de septiembre.

Texto: Florencia Rolón / Fotos: Gentileza Guggenheim Museum New York

2_moholy-nagyMoholy-Nagy: Future Present es la primera retrospectiva completa de la obra del húngaro László Moholy-Nagy (1895-1946) en Estados Unidos en casi cincuenta años, una ocasión única para examinar la trayectoria de este pintor pionero, fotógrafo, escultor, director de cine, escenógrafo y un escritor prolífico que también fue un influyente profesor en la Bauhaus.

Moholy-Nagy descubrió la pintura tras caer herido durante la Primera Guerra Mundial, y a partir de entonces no dejó de experimentar con toda suerte de géneros artísticos, interesándose especialmente por los fenómenos lumínicos que estudió en sus fotogramas y en sus películas. No por nada fue una figura relevante en el arte del siglo XX gracias a sus experimentos con la luz y el tiempo, que tuvieron una importante difusión gracias a su labor docente, primero en Europa y luego en Estados Unidos.

MN-ConstructionAL6Durante su juventud en Budapest se relacionó con el grupo de artistas vinculados a la revista MA y, como consecuencia, sus composiciones adoptaron formas cubistas y futuristas. En 1919, huyó de su país tras la caída de la breve República Consejista y, después de pasar unas semanas en Viena, se estableció en Berlín. Allí conoció a Kurt Schwitters y otros miembros vinculados al dadaísmo, al igual que a representantes de las vanguardias rusas y los artistas de De Stijl, en cuya revista publicó un artículo en 1921. La intensa actividad artística berlinesa se reflejó en sus nuevas composiciones abstractas, collages y fotomontajes.

lacc81szlocc81-moholy-nagy-1895-1946-srho-1-signed-titled-and-dated-l-moholynagy-srho-1-1936Durante 1922 la galería Der Sturm mostró una exposición de su obra en diferentes ciudades alemanas, y desde 1923 Moholy-Nagy estuvo vinculado a la Bauhaus de Weimar, donde comenzó a desempeñar el cargo de profesor. Permanecería allí hasta 1928, acompañando a la escuela en su traslado a Dessau en 1925. En este período compaginó la docencia y la escritura con el diseño de objetos cotidianos y la fotografía.

Gran precursor del multimedia y un radical transgresor de convenciones y dueño de una versatilidad aún admirable hoy en día, Moholy-Nagy fue obligado por la persecución del nazismo a tomar la opción del exilio: vivió en Reino Unido y luego en Estados Unidos, donde murió, en la ciudad de Chicago, a consecuencia de una leucemia. En esta ciudad participó en la fundación del Instituto de Diseño, embrión de lo que sería el prestigioso Instituto de Tecnología de Illinois y no abandonó la creación. No obstante, en sus últimos años de vida matizó la creencia de su inicial ideario sobre la “perfección” de los avances tecnológicos para terminar admitiendo que la dependencia de las máquinas puede esclavizar al artista. “Me siento soberano y libre con unos tubos de pintura y unos pinceles”, declaró en esta época.

Presente continuo

gen-moholy-nagy-video-still-plexiMoholy-Nagy: Future Present reúne más de 300 collages, dibujos, material efímero, películas, pinturas, fotogramas, fotografías, fotomontajes y esculturas con obras procedentes de colecciones públicas y privadas de toda Europa y Estados Unidos, algunas piezas nunca antes exhibidas públicamente en nuestro país.

Como parte de esta muestra se exhibe también Room of The Present, la creación contemporánea de un espacio concebida originalmente por Moholy-Nagy en 1930, donde se incluyen reproducciones fotográficas, películas, diapositivas, réplicas de la arquitectura, el teatro y el diseño industrial; realmente un espacio que ilustra la creencia de Moholy en el poder de las imágenes y de los diversos medios para acceder a ellos, un paradigma de gran relevancia en el mundo tecnológico que nos rodea en la actualidad.

Moholy-Nagy creía que el arte podía trabajar mano a mano con la tecnología para el mejoramiento de la humanidad. Hasta el 7 de septiembre hay tiempo de comprobarlo en persona.

art1440x939x112.jpg.pagespeed.ic.KpFvUcu50q355288am-7-26-1926

Moholy-Nagy: Future Present se exhibe hasta el 7 de septiembre en Guggenheim Museum, 1071 5th Ave., Nueva York.

www.guggenheim.org/


Compartir.

Dejar un Comentario