2116: DENTRO DE UN SIGLO, LAS COSAS SERÁN ASÍ

0

Científicos ingleses y un equipo de arquitectos de la compañía SmartThings –perteneciente a Samsung, el gigante surcoreano de la industria electrónica– publicaron un informe sobre el futuro de las urbes del mundo. Ciudades subterráneas, vacaciones en drones y comida imprimible serán parte de la vida cotidiana en 2116. ¿La clave de semejante predicción? La arquitectura combinada con la internet de las cosas.

Texto: Angeles Couto / Fotos: Gentileza “SmartThings Future Living Report”

futuroEs cierto que 2015 no trajo las patinetas voladoras que se imaginaron en Back to the Future, pero nadie podría negar que la tecnología avanzó a niveles impensados en los 30 años que separan a la película de la fecha destino. Desde la manera en la que interactuamos con los demás hasta las posibilidades de viajar o las nuevas herramientas laborales, el rápido progreso de la ciencia ha transformado drásticamente nuestro modo de vivir en los últimos años.

Conscientes de que el futuro siempre ha sido una de las incógnitas más seductoras, un equipo de arquitectos de la compañía SmartThings –perteneciente a Samsung, el gigante surcoreano de la industria electrónica– se unió a investigadores de la Universidad de Westminster (Reino Unido) para predecir cómo será la vida en 2116. En el informe “SmartThings Future Living Report” avizoran que ciudades submarinas, rascacielos subterráneos, comida imprimible y vacaciones en drones serán parte de la vida cotidiana dentro de 100 años.

Los expertos explicaron cómo los rascacielos no crecerán tan sólo hacia arriba, sino también bajo tierra, y contarán con 25 o más plantas en el subsuelo. “Buscaremos mejores lugares para edificar, y hacerlo bajo el mar tiene mucho sentido”, comentó Maggie Aderin-Pocock, científica espacial y coautora del estudio. Esto será posible porque se adaptará el entorno para que sea habitable, al igual que en el mar, y se necesitarán nuevos espacios para vivir a medida que crezcan las ciudades. En estas urbes bajo el mar, según los científicos, habrá tecnología de construcción rápida, además de aviones no tripulados.

js_drone-compOtra de las conclusiones del documento es que los drones se convertirán en un medio de transporte. “Viajaremos por el cielo, con nuestros propios drones personales, y algunos serán tan potentes que podrán trasladar casas enteras por todo el mundo para irnos de vacaciones”, sostuvo Aderin-Pocock. Además, los expertos vaticinan el avance del uso de las impresoras 3D hasta el punto de que no solamente permitirán fabricar objetos –como muebles–, sino también viviendas y alimentos que se podrán descargar de internet en tan sólo segundos. Así, los usuarios podrán elegir los menús de los mejores chefs de acuerdo con su dieta e imprimir los alimentos en sus propias casas.

“La revolución de los teléfonos celulares inteligentes ya marcó el comienzo de la revolución del hogar inteligente, lo cual tendrá implicaciones muy positivas en nuestra forma de vida”, indicó el responsable de SmartThings en Reino Unido, James Monighan. Puede parecer ciencia ficción, pero es algo que ya está sucediendo. Ahora.


Compartir.

Dejar un Comentario