30 INNOVACIONES PARA TRANSFORMAR LA SALUD EN EL MUNDO

0

Expertos líderes en salud, tecnología e industria revelaron el papel fundamental de la innovación a la hora de impulsar el impacto sanitario de cara al futuro. Se trata de una iniciativa presentada por PATH y la Fundación Bill & Melinda Gates. Bajo el nombre Reimagining Global Health (Reimaginando la salud global), el informe de Innovation Countdown 2030 propone una hoja de ruta que pretende ayudar a delinear la agenda internacional y las inversiones en el campo sanitario en los próximos 15 años.

Texto: Angeles Couto / Fotos: Gentileza Innovation Countdown 2030

Mientras los líderes mundiales se fusionan en torno a nuevos objetivos globales que determinarán la agenda internacional en las próximas décadas, el desarrollo de la salud a nivel global se sostiene como una temática imposible de soslayar. Las tecnologías y enfoques innovadores que hacen que el cuidado de la salud sea más efectivo y más sencillo de acceder, son claves para alcanzar los nuevos objetivos sanitarios hacia 2030. El informe Reimagining Global Health es el resultado de un proceso de investigaciones de científicos de todo el mundo que fueron convocados por la iniciativa PATH-led Innovation Countdown 2030 (IC2030) para identificar, evaluar y mostrar algunas de las tecnologías e ideas sobre salud altamente potenciales, con el objetivo de catalizar la inversión y el apoyo.

PATH es una organización internacional sin fines de lucro que se ha establecido como líder en innovación sanitaria global. Su actividad está enfocada principalmente a salvar vidas y mejorar la salud de mujeres y niños desde el desarrollo en cinco plataformas: vacunas, fármacos, diagnósticos, dispositivos e innovaciones de sistema y servicio. Para ello, PATH combina su perspectiva empresarial, experiencia científica y su pasión por el valor de la salud. Movilizando a socios de todo el mundo, trabaja principalmente en países de Africa y Asia para abordar las mayores necesidades sanitarias.

Amie Batson, director de estrategia de PATH, recalca cuatro premisas fundamentales para acelerar la innovación en salud: creación de soluciones sanitarias globales; identificación de innovaciones que ofrecen el mayor valor para el dinero; desarrollo de nuevos mecanismos de financiación y coordinación de inversiones. “IC2030 identifica soluciones de salud que tienen el potencial de tener un impacto catalítico en la salud global en los próximos 15 años. Encontrando y ampliando prometedoras ideas y fortaleciendo la capacidad de los países de bajos recursos para desarrollar, introducir y compartir innovación, podemos acelerar el progreso para que cada persona tenga una oportunidad igual de llevar una vida sana y productiva”, explica Christopher Elias, director general de desarrollo global de la Fundación Bill & Melinda Gates, institución que se sumó a la iniciativa.

Una característica fundamental de IC2030 es el proceso de modelado del impacto sanitario y su respectivo costo. Con esta proposición han desarrollado junto a la compañía Applied Strategies un sistema de estadísticas para medir las vidas salvadas, casos de enfermedades evitadas y costes de las innovaciones sanitarias. A partir de los datos proporcionados, se elaboró el informe que ofrece nuevas perspectivas sobre cómo priorizar las inversiones en salud y así lograr un impacto eficiente.

Para el desarrollo del Reimaigining Global Health, los miembros de IC2030 hicieron foco en cuatro áreas específicas: salud materna, del recién nacido e infantil; enfermedades infecciosas; salud reproductiva y enfermedades no comunicables. Entre todas las propuestas, dos de ellas sobresalen por ser una amalgama de sencillez y gran potencial: por un lado, un antiséptico de bajo coste para prevenir infecciones en los recién nacidos y, por el otro, nuevas tecnologías para el tratamiento de agua a pequeña escala. Se estima que para el año 2030 conjuntamente podrían llegar a salvar hasta 2,5 millones de niños y recién nacidos.

El antiséptico consiste en una solución a modo líquido que reduce sustancialmente el riesgo de infección cuando se aplica al muñón del cordón umbilical en niños recién nacidos. El informe detalla que esta medida reduciría en un 9% las muertes debidas a sepsis. En lo relacionado a las tecnologías para el tratamiento de agua, cabe considerar que la ingesta de aguas contaminadas es una de las más importantes causas de enfermedades diarreicas, que pueden volverse graves y atentar contra la vida de los más pequeños. Ante la falta de un suministro público de aguas tratadas, la innovación pasa por nuevas tecnologías que aplican el uso del cloro para la desinfección de este elemento vital en comunidades a pequeña escala. Se trata de un dispositivo robusto montado directamente a una bomba de mano que clora el agua en una concentración segura sin necesidad de electricidad. Esta propuesta es capaz de tratar hasta 8 mil litros de agua y así salvar más de un millón y medio de vidas infantiles.

Para los países en vías de desarrollo, el informe también advierte que cerca de 600 mil personas mueren cada año en Africa, víctimas de la malaria, siendo también en su mayoría niños. Para ello será vital una vacuna para su prevención que actualmente se encuentra en fase de desarrollo. Mientras tanto, se contempla asimismo un test para su detección y un tratamiento preventivo que consiste en un fármaco de una sola dosis.

salud

El IC2030 pretende utilizar las innovaciones tecnológicas en pos de una mejor salud.

Un lugar central en la lista de soluciones que salvarán vidas de cara al 2030 le compete a la lucha contra el VIH. Cerca de 35 millones de personas en todo el mundo están infectadas con este virus y muchos investigadores trabajan por desarrollar una vacuna para combatirlo, existiendo ya algunas realmente prometedoras. Los flamantes estudios tienen como objetivo aprovechar el potencial de los anticuerpos ampliamente neutralizantes para reproducir variantes de un VIH inofensivo. En el camino por evitar las muertes ocasionadas por esta enfermedad, el informe propone además una píldora diaria para prevenirla, así como antirretrovirales de acción prolongada. El globo uterino de taponamiento a modo de kit de bajo costo podrá evitar alrededor de 170 mil muertes de madres, al detener las hemorragias gracias a su inserción en el útero. Aunque es una herramienta ya utilizada en países desarrollados, aún es limitada en países pobres.

Para IC2030, los tratamientos naturales son de igual relevancia que los avances tecnológicos, por eso proponen tratamientos a través del contacto piel a piel, que ayudarían a mejorar la supervivencia de los niños gracias a la figura conocida como el método madre canguro (MMC). Los estudios demuestran que este contacto íntimo mejora la regulación térmica de los recién nacidos y promueve la lactancia materna, un aspecto esencial para mejorar la calidad de vida del recién nacido de bajo peso o prematuro.

En cuanto a los mecanismos de control de natalidad, los implantes y dispositivos intrauterinos se articulan como una propuesta atractiva por su eficacia y facilidad de uso y reversibilidad. El anillo vaginal que actualmente es de un ciclo, 28 días, puede ser una buena opción en su versión de un año completo. La diferencia radica en que el anillo se dejaría en su lugar durante 21 días y sería retirado durante siete para un máximo de 13 ciclos.

Ya más centrado en el mundo desarrollado en donde afectan enfermedades de tipo vascular o diabetes, el dispositivo móvil puede transformarse en un gran aliado en la recopilación de datos, fomento de comportamientos saludables y apoyo en la toma de decisiones de los pacientes.

Se estima que para el año 2030 conjuntamente podrían llegar a salvar hasta 2,5 millones de niños y recién nacidos.

El informe también incluye comentarios de expertos líderes en salud, tecnología e industria sobre el papel intrínseco de la innovación a la hora de impulsar el impacto sanitario. “A medida que los países comienzan a experimentar una transición económica con un eje en la salud, cada vez más serán capaces de pagar los servicios básicos para poner fin a las muertes infantiles y maternas prevenibles, aunque muchos otros no lo harán. Las innovaciones en tecnología y gestión serán fundamentales para alcanzar nuestros ambiciosos objetivos para 2030”, alertó el doctor Ariel Pablos-Méndez, coordinador de supervivencia infantil y materna y administrador adjunto para la salud mundial de la Agencia Estadounidense de Desarrollo Internacional (USAID, por su sigla en inglés).

Conscientes de que el desarrollo de una salud a escala global no se soluciona con un informe, sino que éste es el punto de partida, PATH pretende continuar IC2030, construyendo una plataforma para dar una mayor voz a los innovadores de todo el mundo. Lo que implica reunir a los expertos de todos los sectores y disciplinas involucrados para elevar la concientización y la visibilidad de las innovaciones transformadoras que permitan influir en la toma de decisiones e inversión.


Compartir.

Dejar un Comentario