LA MALDICIÓN RAMSEY

0

En 1967, el periodista deportivo argentino Dante Panzeri escribió una obra maestra de la literatura vinculada al fútbol, tal vez el deporte más popular y taquillero en el mundo entero (por aquí, aún, le están buscando la vuelta y continúa ligado al puro entretenimiento). Ese manual indispensable para los amantes del balompié llevaba como título un certero Fútbol, la dinámica de lo impensado. Esa recurrencia, tal vez, podría explicar el talento de jugadores como Lionel Messi, ciertos resultados asombrosos, o aquellos partidos que escapan a la lógica del aburrimiento.

En sus páginas, Panzeri lanzaba dardos a diestra y siniestra –hoy se haría un festín con la increíble e inasible historia sobre la corrupción en el mayor órgano del deporte, la FIFA–, y reflexionaba mordazmente sobre los intersticios y las petulancias que invadían los criterios de muchos de sus colegas: “Por más orden que busquemos, por más ciencia que hagamos, el partido se decide por el arte de lo imprevisto, y porque el chico del barrio se despertó con buen pie”; más adelante se preguntaba: “¿Quién sabe de fútbol? ¿Los que dan diplomas? Nadie que dé diplomas podría probar que sabe todo lo que puede imprevistamente producir un jugador de fútbol. Eso no lo sabe ni el jugador al que, mucho más que pensar, ‘le salen’ esos imprevistos”.

En estos días, ciertos imprevistos –que podríamos destacar como coincidencias– le han dado una relevancia extrafutbolística a la trayectoria del centrocampista galés del Arsenal –club de la Premier League inglesa– Aaron Ramsey. La “maldición Ramsey” tuvo su origen en mayo de 2011, cuando el jugador marcó un gol con la camiseta del Arsenal. Al día siguiente, el gobierno de Estados Unidos anunció la muerte de Osama Bin Laden, el terrorista más buscado. Desde entonces, empezó en las redes sociales la “maldición Ramsey”. Cada vez que el futbolista convirtió un gol, un famoso falleció horas más tarde. Su última “víctima” fue Alan Rickman, el actor que personificó a Severus Snape en la saga Harry Potter.

“Algunas personas me han hablado sobre estas historias, pero tampoco hago tantos goles. Recientemente he marcado unos cuantos tras los cuales no ha muerto nadie, gracias a Dios”, explicaba el jugador en junio de 2015 durante una entrevista con el periodista Alex Dimond. “Es un rumor estúpido. No le encuentro nada divertido”, respondió terminante el jugador que lleva 55 goles (45 con el Arsenal, 10 con la selección de su país) en su carrera cuando el reportero quiso insistir.

Pero a mediados de enero, en el programa A League of Their Own, Ramsey tuvo la oportunidad de elegir por primera vez a su víctima. Aunque en este caso no se trató de ningún personaje público, sino de un equipo de fútbol. El presentador le preguntó cuál sería la primera medida que tomaría si se le diera la oportunidad de ser el primer ministro británico por una jornada. Ramsey no dudó en responder: “Descender al Tottenham”, el archirrival del Arsenal.

La cuestión es que ya muchos medios han confeccionado la lista de los personajes célebres muertos luego de que el centrocampista del Arsenal anotara un gol. Irresistible no sumarse al coro. Aquí la lista completa: Andrés Montes – octubre de 2009; Antonio De Nigris – noviembre de 2009; Osama Bin Laden – mayo de 2011; Steve Jobs – octubre de 2011; Muamar Al-Gaddafi – octubre de 2011; Whitney Houston – febrero de 2012; Chavela Vargas – agosto de 2012; Bebo Valdés – marzo de 2013; Jorge Rafael Videla – mayo de 2013; Ken Norton – noviembre de 2013; Paul Walker – noviembre de 2013; Rubin “Hurricane” Carter – abril de 2014; H. G. Giger – mayo de 2014; Robin Williams – agosto de 2014; Eduardo Galeano – abril de 2015; Günter Grass – abril de 2015; David Bowie y Alan Rickman – ambos en enero de 2016.

Las estadísticas aún no se han enfocado en los días en que Ramsey ha hecho dos goles. Les dejo el trabajo: Arsenal-Fenerbahçe (2-0) – 27/08/2013; Sunderland-Arsenal (1-3) – 14/09/2013; Cardiff-Arsenal (0-3) – 30/11/2013 –el actor Paul Walker falleció ese día en un trágico accidente automovilístico; justo él, que había encarnado un avezado conductor en la franquicia Fast & Furious…– y Galatasaray-Arsenal (1-4) – 09/12/2014.

Que nos sea leve,

Gustavo Alvarez Núñez


Compartir.

Dejar un Comentario