ESPECIAL VACACIONES: EN BUSCA DEL VERANO IDEAL

0

Cuando se acerca el verano, todos deseamos un mar hermoso y unas vacaciones perfectas. Metros y metros de playas de arena finísima, agua cristalina en la que reflejarse y flotar sin estrés, cielos despejados, un sol que pegue fuerte y el viento que alivie el calor. Con ese fin, hemos seleccionado distintos destinos que, un poco lejos o a unas horas de automóvil, sintonizarán nuestro cuerpo con el reloj más preciado: el descanso renovador.

Texto: Angeles Couto

Caribe

Islas ABC: Tentación irresistible

CURACAOAruba, Bonaire y Curaçao. Por sus iniciales, se suele llamar a estas pequeñas islas del Caribe Sur como el grupo de “las ABC”. Además de la cercanía entre sí, las más occidentales de las Antillas Menores cuentan con varios puntos en común: tienen temperaturas elevadas durante todo el año, están fuera de la franja de huracanes, reciben miles de pasajeros de los cruceros en sus puertos y los habitantes hablan en papiamento (de todas formas, dominan el inglés, el holandés y el español). Con áreas desérticas, cuevas y playas de arena blanca y mar turquesa, Aruba es la isla que posee una infraestructura turística y comercial más lujosa, incluyendo tiendas de marcas internacionales, restaurantes, bares y casinos. Considerada un edén para los buceadores, casi todos los visitantes a Bonaire son atraídos por el deporte acuático. Un lugar tranquilo, con un interesante mundo submarino. Si su plan es una experiencia cultural y cosmopolita combinada con el buceo, Curaçao se la brinda.

St. Vincent and the Grenadines: Belleza asombrosa

St. Vincent and the GrenadinesUna encantadora isla del Caribe colmada de excitantes aventuras, paisajes seductores y deportes acuáticos. Desde el desafío de subir a la cima del volcán La Soufrière hasta un cómodo paseo alrededor de la isla, existen fabulosas actividades para el disfrute de todos. St. Vincent atesora una gran variedad de playas de arenas negras –la mayoría son poco concurridas, sobre todo en Villa Beach e India Bay, donde se localizan la mayoría de los resorts–, como una rica diversidad de bosques y jardines tropicales rebosantes de colorido y vida propia.

St. Barthélemy: Con acento francés

St. BarthélemySt. Barthélemy no repara en medios para atraer y satisfacer a sus visitantes. Todos los hoteles de la isla son pequeñas estructuras que aseguran tranquilidad y discreción a quienes elijan este paraíso. Es más, parece una réplica en miniatura de la Costa Azul. La capital se llama Gustavia, un sitio que conserva algo de su pasado sueco, pero es eminentemente francés. Una adorable mezcla de playas de arenas blancas y mar verdiazul, montañas verdes de furiosa vegetación, refinamiento europeo y tiendas libres de impuestos lo esperan.

Italia

Isola d’Elba, Toscana: Naturaleza intacta

Isola d'Elba, ToscanaEs la más grande del archipiélago toscano. Además de sus estupendos paisajes y de su prodigioso mar, con casi siete millas de playas de arena, la isla alberga una elevada oferta de resorts y una buena cantidad de instalaciones para acoger a los turistas más exigentes. Entre sus playas, resalta la de Campo All’Aia, un lugar especial como pocos. Acantilados, calas y muchísimos sitios perfectos para practicar buceo ilustran su esplendor. En sus aguas se resguarda uno de los mayores parques marinos de Europa. La isla conserva aún una naturaleza intacta gracias a su ubicación dentro del Parque Nacional del Archipiélago Toscano.

Puglia: El tacón de la bota italiana

PugliaPuglia (La Apulia en español) es uno de los lugares más ocultos de Italia, pero también uno de los más bellos, conocido como “el tacón de la bota italiana”. Es una península bañada por dos mares, el Jónico y el Adriático. Posee una riqueza y diversidad que lo llevará en un viaje a través del tiempo. Este paraje preserva una costa virgen y sus playas están revestidas tanto de fina arena como de enormes acantilados de roca blanca. En el Parque Nacional de la Alta Murgia, la vegetación es la protagonista. Puglia detenta también un patrimonio artístico y arquitectónico extraordinarios.

Hoteles flotantes

Hotel Pearl Beach Resort, Tikehau (Polinesia Francesa)

Hotel Pearl Beach Resort, Tikehau Esta maravilla del océano Pacífico está en Tikehau, un atolón de coral en la Polinesia Francesa. Hotel Pearl Beach Resort cuenta con 24 suites y bungalows sobre el agua así como una increíble playa en una muy cuidada isla privada.

FloatHouse River Kwai, Kanchanaburi (Tailandia)

 FloatHouse River Kwai, Kanchanaburi Uno de los hoteles flotantes más exóticos del mundo. FloatHouse consta de 18 villas boutique hechas de bambú y madera de teca tradicional. Gracias a su emplazamiento en la selva tropical, los visitantes podrán acceder a un sinfín de actividades singulares.

Likuliku Lagoon Resort, Mamanuca Islands (Fiyi)

Likuliku Lagoon ResortEscondidos en el archipiélago Mamanuca, cerca de Nadi, se alistan los bungalows flotantes del complejo Likuliku Lagoon. Fueron diseñados en base a la arquitectura tradicional de Fiyi y se construyeron con materiales naturales únicos de la región.

Berjaya Resort, Langkawi (Malasia)

 Berjaya Resort, Langkawi Este hotel se extiende por 28 hectáreas de selva tropical, circundado por las cristalinas aguas del mar de Andamán. El resort cobija 50 habitaciones, suites y chalets ubicadas sobre el agua o en el interior de la selva, todas con balcón privado.

Escapadas

Key Largo: La capital mundial del buceo

KEY LARGOSinónimo del mejor buceo del mundo, Key Largo está rodeado por arrecifes de coral vivo a sólo unas pocas millas de distancia de la costa, además de presentar un fascinante espectáculo de naufragios. Parte de las tierras más prístinas naturalmente preservadas en el país, Key Largo brinda a los viajeros un escenario sencillamente imponente.

Entre sus atractivos, sobresale el hotel Jules Undersea Lodge, al que sólo se accede buceando y con certificación de respaldo. El alojamiento subacuático ofrece visitas de tres horas para almorzar abajo del mar o una noche de hospedaje en medio de la fauna marina. Tampoco se queda atrás el John Pennekamp Coral Reef State Park, la meca de los buceadores. Este parque submarino es el primero de su clase en Estados Unidos, y sus arrecifes de coral situados en aguas poco profundas están llenos de vida marina con peces de brillantes colores, delfines y tortugas marinas que son a la vez muy accesibles (con un simple tubo y unas gafas). También hay excursiones en barcos con suelo de cristal para contemplar el formidable arrecife. Estamos ante la única barrera de coral viva de América del Norte, y la tercera más grande del mundo, después de Australia y Belice.

Aquí se halla sumergida la memorable estatua del Christ of the Abyss. Hecha en bronce, reina en este mar desde 1965 (a una profundidad de veintiséis pies). Mide ocho pies, pesa dos toneladas y es la tercera de su tipo. La original está en Italia, y estuvo inspirada en el recuerdo a un buceador que murió en sus aguas. Otro de los encantos que moran en el fondo de estas costas es la presencia, a unos 130 pies de profundidad, del USS Spiegel Grove. En 2002, el buque se posó sobre el lecho marino del Florida Keys National Marine Sanctuary a aproximadamente seis millas al este de Key Largo, lo que se convirtió (en ese entonces) en el arrecife artificial hundido intencionalmente más grande del mundo. Al día de hoy se ha documentado la presencia de más de 144 especies de peces en el naufragio. ¿Está de más señalar que el barco de 510 pies de largo representa el cenit para buzos de naufragios de todo el mundo?

Pero si el buceo no es la prioridad del visitante, existen varias opciones menos arriesgadas: puede dar un paseo en el emblemático barco de vapor African Queen, recorrer con un kayak las aguas cristalinas del Blackwater Sound, relajarse a tomar una cerveza fría en el célebre Club Caribe, donde se filmó la película Key Largo (1948), y ver la puesta de sol con una margarita en la mano en el restaurante Sundowners. Después de un ajetreado día en el agua usted podrá disfrutar de los mejores y más frescos pescados y mariscos de la ciudad. Es que Key Largo se distingue por la calidad de varios de sus restaurantes.

Naples: El dulce antídoto

NaplesPuestas de sol sobre el agua, las apacibles playas en la costa del Golfo de México y un estilo de vida sosegado hacen de Naples un dulce antídoto para la agitada cotidianeidad del sur de la Florida. Aquí se encuentra una de las mejores playas del país: Barefoot Beach Preserve. Se cruzará con tortugas que toman un baño de sol, así como correlimos y gaviotas que andan sin miedo entre los bañistas.

Caladesi Island State Park: Las playas más agraciadas

Caladesi Island State Park:A cuatro horas de Miami, en Tampa, se halla esta preciosa isla a la que sólo se puede llegar vía un ferry que zarpa desde la famosa Honeymoon Island, con playas de arena blanca y fina, bañadas por un mar acogedor y cristalino. Una de ellas es Caladesi Beach, donde descubrirá tres millas de senderos, un puerto deportivo, zonas de picnic y, por supuesto, unas hermosísimas playas.

Sanibel: Paraíso subtropical

SanibelEl ambiente más distendido y espléndido del mundo le espera en este paraíso subtropical. Muchos alegan que conocer Sanibel es volver a experimentar el antiguo espíritu de esa Florida que ha desaparecido de muchas áreas. Playas arenosas y cálidas aguas instauran el escenario ideal para relajarse, leer, coleccionar conchas marinas y, si es el viajero es un poco más aventurero, dedicarse a la navegación con motor o a vela, y el windsurf.


Compartir.

Dejar un Comentario