BURNT GENERATION: CONTEMPORARY IRANIAN PHOTOGRAPHY: EL IRÁN OCULTO

0

El Museum of Contemporary Photography recibe, hasta el 10 de julio, la muestra fotográfica Burnt Generation. Una exposición de nueve artistas iraníes que descubre diferentes aspectos de la vida en su país. El título de la exhibición es el nombre que se usa para describir a los iraníes nacidos entre 1963 y 1980, cuya juventud fue marcada por la revolución islámica de 1979, y luego por la guerra entre Irán e Irak, que duró desde 1980 hasta 1988.

Texto: Ulises Parigi / Fotos: Gentileza del Museum of Contemporary Photography (Chicago)

“Hay más libertad en el mundo del arte que en el periodismo ahora”, asegura la iraní Newsha Tavakolian, uno de los nueve artistas que participan en la muestra Burnt Generation: Contemporary Iranian Photography. Tavakolian, que nunca ha abandonado su país pese a las dificultades de una mujer para realizar un trabajo que el integrismo limita a los hombres, es un verdadero emblema del fotoperiodismo iraní: firmó reportajes que circularon mundialmente sobre las últimas elecciones presidenciales y ha retratado a cantantes pop reprimidas por el régimen.

El hermetismo político existente en Irán hasta 2009 impidió que se mostrarse la obra de estos artistas: Azadeh Akhlaghi, Gohar Dashti, Shadi Ghadirian, Babak Kazemi, Abbas Kowsari, Ali Nadjian, Ramyar Manouchehrzadeh, Sadegh Tirafkan y la citada Tavakolian. Los fotoperiodistas no podían practicar su oficio en las calles. Estaba prohibido por ley y sólo era posible hacer fotos libremente con un permiso administrativo ceñido a un tema en concreto y casi siempre difícil de tramitar. Tavakolian fue una de las fotógrafas que supo esquivar las trabas y mostrar la vida cotidiana en la república islámica, un país de cuyos casi 80 millones de habitantes conocemos poco y vemos menos en Occidente. Es más, las personas de su generación –las tres cuartas partes de la población son menores de 35 años– en un momento dejaron de tomar fotos.

Derribando clichés

Irán es un país que enlaza modernidad y tradición, donde el oscurantismo y la tolerancia coexisten a pesar de las contradicciones que envuelve. Desde el inicio de la revolución islámica, en 1979, las imágenes provenientes de Irán se convirtieron en clichés de un falsa sociedad considerada extremista y retrógrada. Hasta la fecha, el mundo conserva una impresión de que los iraníes mantienen unas costumbres “exóticas” como el uso de las burkas, la barba como símbolo forzoso de hombría y las múltiples prohibiciones sociales, rechazadas desde la visión del mundo occidental.

En ese punto, esta exposición colectiva pretende transmitir la variedad de formas en que décadas de inestabilidad política y disturbios sociales han impactado en el pueblo iraní a través de una mezcla de fotografía documental, retratos y fotografías artísticas. Moviéndose entre escenarios urbanos y rurales, Burnt Generation: Contemporary Iranian Photography ofrece una oportunidad única para dejar de lado la imagen estereotipada que se tiene de Irán y entrar directamente en el mundo de los artistas que han vivido y trabajado en el país. Muchas de las imágenes presentes en la exposición no han sido previamente exhibidas en Estados Unidos.

Azadeh Akhlaghi, por ejemplo, recrea escenas de muerte que han sacudido Irán, el suicidio de un luchador ganador de una medalla de oro, un tiroteo en un campus o el sacrificio de un poeta. Al hacerlo, se transforma en una especie de testigo ocular de la historia del país. Los retratos de Newsha Tavakolian muestran la clase media iraní dotada de iPhones y cigarrillos Marlboro, sin embargo impregnada de una tristeza resignada muy visible. El trabajo de Babak Kazemi incluye imágenes de casas de la ciudad devastadas por la guerra de Jorramchar y proyecta imágenes a sus superficies quemadas y oxidadas. Mientras que la producción de Shadi Ghadirian está íntimamente ligada a su identidad como mujer musulmana que vive en Irán. Ella cuestiona el papel de la mujer en la sociedad y explora las ideas de la censura, la religión, la modernidad y la condición de la mujer.

Burnt Generation: Contemporary Iranian Photography se exhibe hasta el 10 de julio en Museum of Contemporary Photography, 600 S. Michigan Ave., Chicago.

www.mocp.org/

4_Ali & Ramyar (3)3_Ali & Ramyar (2)

9_Gohar Dashti - Iran, Untitled8_Gohar Dashti - Iran, Untitled (2)1_Kowsari10_ Tirafkan - Body curves (3)2_Kowsari7_Babak Kazemi - Souvenir


Compartir.

Dejar un Comentario