BASQUIAT: THE UNKNOWN NOTEBOOKS – HOJA DE RUTA

0

Paradigma del mundo del arte de los años 80, llevó el grafiti a los museos. A casi tres décadas de su muerte, sus obras alcanzan precios exorbitantes. Basada en algunas notas y borradores desconocidos del artista –junto con trabajos realizados en papel y pinturas en larga escala–, Basquiat: The Unknown Notebooks procura revelar su lado más íntimo. La exhibición que se puede ver hasta mediados de octubre enfatiza el juego que Jean-Michel Basquiat llevó a cabo entre textos e imágenes y trasluce la importancia de la escritura en su proceso creativo.

Texto: Florencia Rolón / Fotos: Gentileza Pérez Art Museum Miami (PAMM)

Inéditos. En esta muestra se exhiben por primera vez ocho cuadernos personales de Jean-Michel Basquiat (1980-1987).

Inéditos. En esta muestra se exhiben por primera vez ocho cuadernos personales de Jean-Michel Basquiat (1980-1987).

Ser voyeur –sin quererlo o sin asumirlo– es parte de la experiencia de toparse con una obra de arte. Muchas veces nos encontramos solos en una sala inmensa frente a una pintura que nos deslumbra o no deja de cuestionarnos sobre la finalidad que encierra. En ningún momento –¿o sí?– ese amor perverso por observar con un ojo clínico cada detalle, cada mueca de ese lienzo, nos expone a sonrojarnos o a sentirnos incómodos. Estamos ahí, parados, fascinados, absorbidos por la inmediatez de un rito milenario. Somos voyeurs sin culpa. Gran espectáculo que nos ofrece la vida.

Algo de esto se desprende al recorrer la exhibición Basquiat: The Unknown Notebooks en el PAMM, el Pérez Art Museum Miami. Porque ya no se trata del disfrute solitario, sino también del hecho de inmiscuirnos sin tapujos en la intimidad de un artista. Compuesta por mucho material de carácter privado y singular, esta muestra revela algunos poemas, bosquejos y notas que Jean-Michel Basquiat –Nueva York, 1960-1988– dejó en ocho cuadernos encontrados tiempo después de su muerte. Además de poesías, hallamos juegos de palabras, sketches y observaciones personales sobre la cultura popular y la vida que observaba desarrollarse en la calle. Allí analiza temas relativos a las diferencias raciales y de clase así como historias de otras partes del mundo. En total, se presentan alrededor de 160 páginas junto con 30 pinturas y dibujos.

“El era un artista negro en un mundo de blancos”, señaló Jennifer Clement, autora de La viuda Basquiat.

Basquiat falleció a los 27 años de una sobredosis de heroína. Meses atrás, se vendió una pintura suya a 57 millones de dólares.

Basquiat falleció a los 27 años de una sobredosis de heroína. Meses atrás, se vendió una pintura suya a 57 millones de dólares.

El costado voyeur, entonces, es parte del nervio de la exposición que presenta el PAMM hasta el 16 de octubre: brinda un recorrido curioso por esos escritos y bocetos que Basquiat nunca pensó publicar. En esa ambivalencia, y teniendo en cuenta esto último, ¿tiene sentido entonces esta exhibición? “Todavía nos preguntamos, incluso nosotros mismos que hemos hecho la exposición, si estas páginas estaban escritas para ser vistas. Algunas están escritas con tanto cuidado, de una manera tan gráfica, que visualmente parecen obras de arte, aunque hayan sido hechas en material tan común. Luego hay otras que creo que pocas personas dirían que es una obra de arte, pero son relevantes”, señaló en su momento una de las comisarias de la exposición, Tricia Laughlin Bloom, cuando Basquiat: The Unknown Notebooks fue inaugurada en el Brooklyn Museum meses atrás.

Abriendo caminos

Jean-Michel Basquiat fue uno de los artistas más revolucionarios de los años 80. Nació y creció en Brooklyn, Nueva York, y desde niño sobresalió por sus habilidades intelectuales y artísticas, que su madre fomentó.

Relativamente poco visual, la muestra implica una travesía por esos escritos y bocetos que Basquiat nunca pensó publicar.

Relativamente poco visual, la muestra implica una travesía por esos escritos y bocetos que Basquiat nunca pensó publicar.

La fama del artista fue creciendo a medida que realizaba exposiciones en Estados Unidos y Europa; en poco tiempo se transformó en un artista prolífico y en un personaje mediático del ámbito cultural. Cuando recibía a alguien en su casa o en su estudio, utilizaba las ideas que surgían a su alrededor como inspiración: pintaba al tiempo que charlaba, escuchaba música o veía la televisión con sus invitados.

Basquiat abrió nuevos caminos en el arte contemporáneo. Su innovadora perspectiva artística continúa inspirando a artistas de nuestros días y plantea cuestiones que aún hoy son relevantes. En una misma pintura, Basquiat podía hacer referencia a numerosas ideas, a través de símbolos, imágenes o textos, que unas veces guardaban relación entre sí y otras, no. Trasladaba el contexto en el que vivía al lienzo sin narrativas definidas, anticipando la era de internet e invitando al espectador a reflexionar de manera crítica sobre el mundo circundante.

imagebasquiat_untitled_notebook_page_198081_2basquiat_untitled_crown_1982basquiat_on_the_set_of_downtown_81_3basquiat_untitled_notebook_page_198081_3basquiat_untitled_notebook_page_198081_5basquiat_untitled_notebook_page_1987_3basquiat_untitled_1980

Basquiat: The Unknown Notebooks se exhibe hasta el 16 de octubre en Pérez Art Museum Miami, 1103 Biscayne Blvd., Miami.

pamm.org/

 

 


Compartir.

Dejar un Comentario