EL LUJO ES VULGARIDAD

0

Después de haber sido considerado hasta hace poco uno de los sitios más atractivos para disfrutar de una estadía relajada en un entorno único, una encuesta coloca a Miami en el primer lugar entre las ciudades más vulgares de Estados Unidos.

Texto: Clarisa Montañeses / Fotos: Kevin Pearce

Atrás quedaron los tiempos en que Miami era apreciada por los estadounidenses como una de las metrópolis más atractivas para vivir y para vacacionar. Luego de que el portal de internet 24/7 Wall St. la calificara como “la peor ciudad de Estados Unidos para vivir”, una encuesta de la revista de turismo Travel + Leisure la ubica en el primer lugar entre “las quince ciudades más vulgares de Estados Unidos”, superando en el título negativo a Nueva York, que durante años había ocupado el primer puesto.

El sondeo llevó varios meses y en el mismo 50 mil personas dieron su opinión sobre treinta ciudades del país con una población mayor a 100 mil habitantes. Phoenix quedó en el segundo sitio, Nueva York en el tercero, mientras que Los Angeles ocupó el cuarto y Filadelfia el quinto. Según el estudio de la exclusiva revista, que tuvo en cuenta el trato dado a los clientes en los comercios, los restaurantes, los hoteles y los taxis, tanto las hermosas playas y el tiempo casi ideal de la ciudad del sol se conjugan con las malas maneras de sus habitantes y la vulgaridad de sus costumbres. La revista se pregunta cómo es posible que alguien la pase mal en Miami, considerando el clima cálido permanente, las playas de arena blanca y agua transparente y los edificios deslumbrantes. “Tal vez sea el lujo excesivo, desde los nuevos condominios hasta las exclusivas boutiques, lo que no termina de agradar a los viajeros”, aventura.

Los vecinos, por su lado, se defienden. Ralph Pagano, propietario del restaurante Naked Taco, ubicado en pleno South Beach, alega que todo esto se debe a un malentendido: “Un par de circunstancias desafortunadas como una mala comida o una mala experiencia puntual pueden a veces determinar la opinión que un turista se hace de Miami. Creo que nuestra ciudad es muy amigable, amamos a los visitantes”. Para Sam Spencer, sociólogo y profesor de historia de la Universidad de Florida, Miami es una ciudad hermosa, muy moderna, donde confluyen múltiples culturas. “En pocos años puede llegar a convertirse en una suerte de Nueva York del sur”, afirma, optimista.


Compartir.

Dejar un Comentario