DAFT PUNK: LOS CINCO MUSICOS QUE CAMBIARON MI VIDA

0

Hacía mucho tiempo que no se veía tanto despliegue mediático, tanto hype por el lanzamiento de un disco. Eso es lo que sucedió con la edición de Random Access Memories, el cuarto disco de los franceses Daft Punk, que revolucionaron las pistas de baile con su imbatible álbum debut Homework (1997). El trabajo cuenta con diversas colaboraciones, muchas de ellas leyendas pop como Giorgio Moroder y Nile Rodgers, y las de otros músicos más contemporáneos y que gozan de alta credibilidad: Panda Bear (integrante de Animal Collective), Julian Casablancas (The Strokes) y Chilly Gonzales.
Después de tanta alharaca previa, el dúo formado por Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter, conocido por usar cascos de robot, escogió a un pueblo remoto australiano, Wee Waa, para lanzar una seductora bomba orgiástica de música electrónica, disco y pop: 4 mil fans se dirigieron hacia allí luego de que se vendieran todas las entradas en los primeros 13 minutos tras haberlas puesto a la venta. Durante la semana previa a esta fiesta, los residentes utilizaron cascos y disfraces de Daft Punk.
Otro de los lugares de atracción para el dueto galo fue Los Angeles. Como anteriormente el dúo británico Pet Shop Boys, los Daft Punk se sintieron cautivados por la atmósfera y la calidez de la ciudad californiana. Estaban convencidos de que el sonido que buscaban –que remitía al Estados Unidos de mediados de los años 70 hasta Thriller (1982)– se hallaba guardado en sus playas, en sus avenidas, en sus recovecos. Bangalter comentó: “Todos los álbumes que amamos de los años 70 y 80 tienen ese lado west coast en ellos: respiran una dulzura de vida, una impresión soleada y con luz. Los Angeles está lleno de historia, pero también es una ciudad llena de tristeza y de sueños rotos. Se nota la nostalgia en la misma ciudad: su arquitectura conserva una parte de un Estados Unidos que no ha desaparecido. Vivir allí es como estar apartado del resto del mundo, como en una fábrica de sueños”.
Grabado entre Nueva York, París y Los Angeles, RAM –las iniciales que recuerdan al segundo disco solista de Paul McCartney– suena como un álbum producido bajo el sol californiano. Sí, valió la pena que hayan pasado tanto tiempo bajo el cielo de Los Angeles. Aquí los cinco músicos que les cambiaron la vida.

The Beach BoysThe Beach Boys
En la secundaria armamos un grupo de rock cuyo nombre provenía de una canción de los Beach Boys. Grabamos un EP que enviamos a una revista inglesa. Y nos respondieron que lo que hacíamos era: “A bunch of daft punk” (un montón de punk ridículo). ¡Gracias críticos musicales!

Giorgio Moroder
Fue un honor haberlo conocido ya que su música fue una gran inspiración, sobre todo la forma en que produjo a Donna Summer. Queríamos que grabe en nuestro nuevo disco y nos hace muy felices saber que ahora mucha gente se apresta a conocerlo, o que lo vuelven a llamar para trabajar.

Michael Jackson
Siempre ha estado alto en nuestro pedestal. Billie Jean es una de nuestras canciones favoritas y desde nuestros comienzos formó parte de nuestros shows. El revolucionó el negocio de la música. Su forma de cantar, sus pasos de baile, sus ideas de producción… Era brillante.

Primal Scream
Su obra maestra es Screamadelica. Es un disco muy influyente para nosotros porque terminó siendo el registro perfecto a la hora de “poner todo junto” en términos de géneros musicales. Una licuadora asombrosa. Ellos combinan la precisión de la música electrónica con la humanidad del rock.

Nile Rodgers
El fue el cerebro de Chic y tuvimos el honor de que toque la guitarra rítmica en algunos temas de nuestro último álbum. Los años 70 y 80 son la época más rica para nosotros. No es que no podamos hacer cosas locas que suenen futuristas, pero queríamos jugar con el pasado.


Compartir.

Dejar un Comentario