MONIR SHAHROUDY FARMANFARMAIAN: INFINITO PARTICULAR

0

El Serralves Museum of Contemporary Art presenta la muestra Monir Shahroudy Farmanfarmaian: Infinite Possibility. Mirror Works and Drawings 1974-2014, que puede verse en el Guggenheim Museum de Nueva York hasta mediados de junio. Se trata de la primera exposición en este museo de obras geométricas realizadas con mosaicos de espejo y dibujos de la célebre artista iraní Monir Shahroudy Farmanfarmaian, nacida en Qazvín en 1924, cuya carrera alcanza más de seis décadas de insoslayable pasión.

Texto: Ulises Parigi / Fotos: Gentileza Solomon R. Guggenheim Museum

154Monir Shahroudy Farmanfarmaian: Infinite Possibility. Mirror Works and Drawings 1974-2014 se centra en la obra escultórica y gráfica de la iraní Monir Shahroudy Farmanfarmaian. Su trayectoria abarca más de sesenta años de producción. Lo suyo no es sólo la escultura, sino también la pintura figurativa. Así, desde un enfoque geométrico y abstracto, proporciona un punto de entrada de peso en su universo, en el que la repetición y la progresión se fusionan con las tradiciones estéticas de la arquitectura islámica y la decoración. Su universo artístico es, en sus palabras, una “posibilidad infinita”.

La mayoría de las obras seleccionadas para la muestra pertenecen a la colección personal de la artista iraní; muchas de éstas no se han visto en público desde la década de 1970 e incluyen espejos en relieve sobre yeso y madera. Además de una serie geométrica de obras de gran formato que formaron parte de la exposición de la artista organizada por la galerista francesa Denise René en su espacio de París en 1977 y en Nueva York durante el mismo año.

slide_409768_5148484_freeMonir Shahroudy Farmanfarmaian: Infinite Possibility. Mirror Works and Drawings 1974-2014 revela cómo se tradujeron los principios de composición que la iraní utilizó durante ese período en obras a gran escala, abarcando una serie de puertas de cristal grabado que elaboró en Nueva York durante la década de 1980. Sus esculturas de espejo más ambiciosas se basan en el concepto de “familias geométricas” que la artista ha producido en la última década desde que volvió a montar su taller en Teherán en 2004.

De Irán con cariño

Nacida en el seno de una prominente familia iraní en 1924, en la localidad de Qazvín, estudió Bellas Artes en Teherán, y viajó por primera vez a Nueva York en 1945, justo en el momento en que esa ciudad comenzaba a adquirir una gran reputación artística. Luego de graduarse en la Parsons School of Design en 1949, Monir Shahroudy Farmanfarmaian se convirtió en miembro de la Art Students League neoyorquina. Una de sus ocupaciones fue como ilustradora de moda en los grandes almacenes Bonwit Teller, en los que trabajó junto a Andy Warhol. Pronto entabló amistad con artistas contemporáneos como Louise Nevelson, Jackson Pollock, Willem de Kooning y Joan Mitchell.

o-MIRORR-900Monir regresó a Irán en 1957. Pero bajo la tutela de Milton Avery desarrolló su talento para hacer patrones que se presentaron y fueron galardonados con una medalla de oro en el Pabellón de Irán durante la Bienal de Venecia 1958. Ya comenzaba a delinear los trazos fundamentales de su sello distintivo como artista: sus interpretaciones del minimalismo y el expresionismo abstractos se aunaban a las artesanías sagradas del islam.

Su carrera, distinguida, personal y única, se ha extendido durante cinco décadas. La incorporación de la pintura de vidrio, el uso de mosaicos tradicionales y espejos, y los principios de la geometría islámica ensamblados a la sensibilidad moderna hacen que sus esculturas e instalaciones escapen a todo tipo de categorización. El mosaico de espejo característico de la obra de Monir es una forma decorativa iraní conocida como aineh-kari. La técnica se remonta al siglo XVI, cuando el vidrio era importado de Europa y a menudo llegaba roto.

slide_409768_5148482_freeSutil como una hoja de papel

En la exposición que está abierta hasta el 12 de junio en el Solomon R. Guggenheim Museum, una selección de composiciones abstractas en papel, basadas en principios geométricos y forjadas por Monir entre 1976 y 2014, traslucen el rol central del dibujo como base conceptual para su práctica escultórica. Los dibujos asimismo ofrecen información sobre su producción creativa durante la época en que la artista iraní se exilió en Estados Unidos a fines de los años 70. Tras la guerra entre Irak e Irán y la Revolución Islámica, Monir y su segundo esposo, un rico industrial de origen aristocrático, vieron confiscadas todas sus propiedades y optaron por el destierro, nuevamente en Nueva York, ciudad que Monir conocía muy bien de su época de estudiante.

Por otro lado, Monir Shahroudy Farmanfarmaian: Infinite Possibility. Mirror Works and Drawings 1974-2014 presenta la oportunidad de ver un nuevo documental sobre Monir, dirigido por Bahman Kiarostami y realizado junto a la curadora de la muestra –también iraní– Leyla Fakhr. En éste pueden apreciarse el trabajo y la vida de una artista cuya carrera ha estado marcada por las tensiones de los cambios políticos en su país y el extranjero. Monir ha expuesto en los principales museos de Irán, Estados Unidos, Europa y Medio Oriente. Actualmente vive y trabaja en Teherán. Tras el fallecimiento de su esposo en 2000, Monir regresó a Irán, donde revivió con fuerza poderosa su creatividad: rentó un nuevo estudio y contrató a un grupo de ayudantes, especializados en la difícil técnica del mosaico de espejo, a la que continúa dedicada con una inusitada pasión.

094Monir Shahroudy Farmanfarmaian: Infinite Possibility. Mirror Works and Drawings 1974–2014 se exhibe hasta el 12 de junio en el Solomon R. Guggenheim Museum, 1071 Fifth Avenue, Nueva York.

www.guggenheim.org/


Compartir.

Dejar un Comentario