NUEVO BREITLING SUPEROCEAN II

0

Con esfera y bisel rediseñadas, un perfil perfeccionado, una flamante versión de 36 mm de diámetro y una estrenada pulsera de caucho, la nueva colección de Breitling Superocean II confirma sus atributos de buceador experimentado, amalgamando estilo, sofisticación y capacidad técnica. Y lo hace en todas las medidas, presentando asimismo modelos en 42 y 44 mm.

Desde su lanzamiento en 1957, Breitling no ha cesado de optimizar su modelo Superocean tanto a nivel técnico como funcional. El objetivo fue siempre acompañar a buzos profesionales y militares, pero también a los particulares fanáticos al buceo en todos los mares del mundo. Ultimo representante de esta familia excepcional, el Superocean II revalida ese exigente gusto por la hazaña.

El perfil de la caja se ha afinado para mejorar el peso y el confort. El bisel giratorio unidireccional acanalado despliega números de gran tamaño, bien visibles: la indicación de los últimos quince minutos del tiempo de inmersión y un triángulo con un punto luminiscente en posición 12 hs. La legibilidad de la esfera está reforzada con grandes cifras árabes redondeadas, realzadas con un revestimiento resplandeciente color blanco y agujas sobredimensionadas que además se destacan en la oscuridad. La caja ultra robusta de acero, con corona atornillada, garantiza una perfecta estanqueidad entre 200 y 1.000 metros de profundidad.

El nuevo Superocean se ofrece con diámetros de 44 y 42 mm, caja de acero satinado (versión 44 mm) o pulido (versión 42 mm), y esfera negra o azul, a juego con el bisel y la pulsera. Breitling ha incluido también en la colección un modelo de 36 mm de diámetro con caja pulida, disponible en color negro o en una versión muy femenina de color blanco. La marca propone al mismo tiempo un nuevo modelo de la muy deportiva pulsera de caucho Ocean Racer, identificable gracias a su hilera de orificios con relieve circular.

Estos tres ejemplares Superocean II vienen provistos de movimientos mecánicos de cuerda automática con certificado de cronómetro del COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros), la más alta instancia en materia de fiabilidad y de precisión. Unas prestaciones fuera de lo común, combinadas con un diseño ultradeportivo y delicado a la vez, hacen otra vez del Superocean II una exhibición de la magia brindada por la firma suiza.

 

 


Compartir.

Dejar un Comentario