DIANA KRALL: LOS CINCO MUSICOS QUE CAMBIARON MI VIDA

0

La pianista y cantante canadiense Diana Krall (Nanaimo, 1964) descubrió la música a través de las veladas al piano que organizaba su familia en su tierna niñez. Con un pie en el jazz y otro en el pop, ha vendido 15 millones de discos y ha ganado cinco premios Grammy. A lo largo de noviembre y diciembre estará presentando su último trabajo, Wallflower, por varias ciudades de Estados Unidos (Miami incluida: el 1 de enero de 2016 en el Knight Concert Hall del Adrienne Arsht Center for the Performing Arts), después de haber rodado por muchos puntos de Europa en todo octubre.

Wallflower, su doceavo álbum de estudio, es un recopilatorio de canciones clásicas pop que transmite una renovada melancolía. Krall versiona parte del cancionero que escuchó en la radio durante su adolescencia y primera juventud. Reconocidas canciones de Eagles, Elton John, 10cc, Paul McCartney, The Mama’s & The Papa’s, Gilbert O’Sullivan y Bob Dylan (cuya obra le da nombre al disco) son recuperadas por la pianista y productora a través de sus armas habituales: piano y voz grave y sinuosa en primer plano.

Diana está casada con el músico inglés Elvis Costello y tienen dos gemelos de ocho años. Viven en el West Village neoyorquino rodeados de las tres pasiones de Krall: arte nativo canadiense, muebles de diseño de Maloof y Nakashima, y un piano. Sus padres eran músicos aficionados, de manera que Krall pulsó las 78 teclas de un piano por primera vez a los 4 años. Ya nunca dejaría de hacerlo. Estudió, becada, en la prestigiosa Berklee College of Music, en Boston. En los años 80 se instaló en Los Angeles y, en 1990, en Nueva York, fogueándose en cafeterías, clubes pequeños y todo tipo de actuaciones hasta que logró un contrato discográfico que le permitió grabar su álbum debut en 1993, Stepping Out.

Aquí los cinco músicos que le cambiaron la vida.

Elton John

Es mi héroe y mi pianista preferido. Tengo una foto con mis padres junto al árbol de Navidad con el álbum Blue Moves en la mano. Era el regalo que más quería y significó mucho para mí.

Jimmy Rowles

Mi gran maestro fue el pianista Jimmy Rowles, que acompañó a casi todas las grandes vocalistas del jazz y me enseñó el único secreto del acompañamiento: escuchar al cantante.

João Gilberto

He escuchado mucho a João Gilberto tocar su guitarra en solitario, y esa es la atmósfera que me gusta conseguir muchas veces con mi música. Además, es todo un personaje.

Joni Mitchell

No hay nadie como ella. Joni es una de las mujeres que tengo en alta estima. Su tercer álbum y obra maestra Blue es uno de los puntos cardinales de la música contemporánea.

Oscar Peterson

Una de mis mayores influencias fue Oscar Peterson. Su álbum Night Train hizo que yo quisiera ser pianista de jazz, y a la vez logró que un día me haya cruzado con otro grande, Ray Brown.

 

 


Compartir.

Dejar un Comentario