ISLA DE GUANA: EL PARAISO DEL CARIBE

0

Lujo, intimidad, relax y vida silvestre: el secreto mejor guardado de las Islas Vírgenes Británicas llama a ser descubierto por los turistas más exigentes. Además, Isla de Guana cuenta con una reserva natural, que le hacen ser uno de los lugares más exclusivos del mundo. Todo está preparado para que los huéspedes tengan una estadía más que confortable con actividades especiales. La propuesta es la de pasar unos días inolvidables en una isla virgen romántica y totalmente aislada.

Texto: Angeles Couto / Fotos: Gentileza Guana Island

Tortola - Cane Garden Bay People lazing on hammockCuando Beth y Louis Bigelow compraron, en 1934, esta pequeña porción de tierra rodeada de aguas cristalinas que supo funcionar como una plantación de azúcar en el siglo XVII, difícilmente hayan imaginado que 80 años después se convertiría en uno de los destinos más exclusivos del mundo. Isla de Guana es, hasta el día de hoy, una de las pocas islas privadas del Caribe y la combinación perfecta entre privacidad y glamour.

ISLA DE GUANAApenas 850 acres (3,4 kilómetros cuadrados) de superficie –el mismo tamaño que el Central Park–; capacidad hotelera para sólo 35 personas; un solo dique y ausencia total de autos o medios de transporte en su interior, dan una idea de la tranquilidad y el nivel de relax al que invita el sitio. La llegada, en helicóptero o en barco, propone una estadía única desde el minuto cero. Asnos pastando en las adyacencias a la pista de aterrizaje son los encargados de dar la bienvenida a Guana, esta isla que además se ha establecido como una reserva natural donde conviven especies únicas en el mundo.

Guana Island CaribbeanGracias al cuidado de sus propietarios y al respeto de sus visitantes, se pueden avistar más de 50 aves distintas, una docena de reptiles, cientos de peces que hacen del buceo una experiencia inolvidable y 200 árboles que difícilmente halle en otro lugar. El contacto con la naturaleza se encuentra con el glamour de las amenities, que ofrecen el mejor confort, prescindiendo de grandes gastos de energía. Antonia Hornung, administradora de la isla, se refiere a esta cualidad como “lujo discreto”. Porque también existe la simpleza VIP: en el único resort de esta pequeña perla de las Islas Vírgenes Británicas no ofrecen ni televisores ni teléfonos ni aire acondicionado. Cada habitación, con su terraza y piscina propia, está pensada pura y exclusivamente en función de la desconexión con la vida cotidiana.

Building_guanaAl salir del hotel, que cuenta con canchas de tenis y croquet, las opciones parecen no acabarse. Los amantes del agua pueden hacer uso de las siete playas en las que se puede tomar sol, o bien internarse en el Mar Caribe a nadar, surfear, embarcarse en mini cruceros románticos y conocer las cuevas más recónditas a las que llevan las excursiones diarias. Hacia el interior, las caminatas por el entramado de senderos son ideales para quienes desean contemplar los terrenos más profundos de esta isla cuya superficie permanece virgen en un 90%.

Todos estos atractivos hacen que Guana se imponga como el destino soñado para quienes buscan lujo y exclusividad en iguales dosis. Por si esto fuera poco, rentar el total de la isla es una opción viable para quienes quieren sentirse, por unos días, dueños del paraíso.


Compartir.

Dejar un Comentario