MARGIN OF ERROR: MI NOMBRE ES PELIGRO

0

Una oportunidad que no hay que desperdiciar. Las galerías del sexto piso del FIU-Wolfsonian en Miami Beach reúnen bajo un mismo techo artistas del calibre de Man Ray, Margaret Bourke-White, Herbert Bayer, Lewis Hine, Julius Klinger y Louis Lozowick. Margin of Error expone la narrativa de la ambición tecnológica, sus mitos y triunfos, y las respuestas artísticas ante las catástrofes de la vida moderna a través de las obras de estos importantes creadores. Se puede ver hasta el 8 de mayo.

Texto: Florencia Rolón / Fotos: Gentileza de The Wolfsonian-FIU

El 6 de mayo de 1937 es una fecha que quedó grabada en la memoria de miles de personas. Era el día previsto para que el dirigible Hindenburg llegase a Estados Unidos y tomase tierra en la Estación Aeronaval de Lakehurst en Nueva Jersey. Pero un trágico y misterioso accidente hizo que un incendio lo destruyese en cuestión de segundos ante los ojos atónitos de docenas de personas que hasta allí se habían trasladado para ver en directo la llegada del esperado zeppelín. También se encontraban numerosos medios de comunicación que fueron testigos y pudieron retransmitir en directo, y para todo el mundo, el desgraciado acontecimiento. El que debía convertirse en el medio de transporte perfecto y que estaba avalado por Adolf Hitler terminó ahí su singladura, poniendo el gobierno alemán fin a este tipo de transporte aeronáutico por el que habían realizado una importante apuesta de futuro.

xx1990.2480_000

Margin of Error explora el momento en que desde diversos ámbitos se acompañó el progreso y los peligros que constituía.

El recuerdo de accidentes como el del dirigible Hindenburg es parte de Margin of Error, la exposición del FIU-Wolfsonian que se puede visitar hasta el 8 de mayo. La filmación de esta catástrofe convive con un póster creado en aquel mismo año que captura la belleza y la emoción de los viajes aéreos. Margin of Error se centra en desastres ocurridos desde mediados del siglo XIX a mediados del XX y el modo en que artistas como Man Ray y Margaret Bourke-White, entre otros, han respondido a esos percances por medio de la publicidad, el arte y el diseño. Según su curador, Matthew Abess, la muestra “es un recordatorio de cómo cada paso que damos hacia adelante nos acerca cada vez más al borde del acantilado, de cómo somos en la misma medida dueños del universo y de su desintegración”.

Abess profundiza: “Es un siglo en el que los productores y los procesos de la industria no sólo mostraban los avances, sino que se convirtieron en emblemas que le dieron sentido al mundo y le adjudicaron un lugar a la sociedad. Aún hoy en día, cada paso hacia adelante nos lleva mucho más cerca del borde del precipicio. Nosotros somos en igual medida maestros del universo y maestros de su disolución”.

Margin of Error traza un panorama de cómo el arte, la publicidad y el diseño contuvieron al público frente a diversos inventos.

Margin of Error traza un panorama de cómo el arte, la publicidad y el diseño contuvieron al público frente a diversos inventos.

De este modo, Margin of Error explora las respuestas culturales al dominio de la mecánica y las catástrofes de la ingeniería en la vida moderna. Naufragios, explosiones, lesiones laborales: todo tipo de desgracias que provocaron reacciones y que repercutieron en la sociedad. Revelando las consecuencias del esfuerzo de la humanidad para desafiar y superar límites, la exposición recorre la narración de la ambición tecnológica, sus mitos y triunfos, ante el peligro y la prevención de accidentes a través de más de doscientas obras. Con distintos soportes, desde la pintura decorativa y las artes gráficas, pasando por esculturas, objetos industriales, fotografías y el arte efímero, artistas y diseñadores como Man Ray, Lewis Hine, Margaret Bourke-White, Herbert Bayer, Julius Klinger y Louis Lozowick forman parte de una muestra recomendable.

Margin of Error se exhibe hasta el 8 de mayo en The Wolfsonian-FIU, 1001 Washington Ave., Miami Beach.

www.wolfsonian.org/


Compartir.

Dejar un Comentario