AIRBNB: CADA VEZ MÁS LEJOS DE SOUTH BEACH

0

Abultadas multas y desalojos se han vuelto comunes en Miami Beach para hacer valer la ley que prohíbe los alquileres temporarios. La ciudad es centro de una polémica luego de que las autoridades sancionaran por un total de 1,59 millones de dólares a propietarios y sitios web como Airbnb, Homeaway y Booking.com por rentar –o promocionar el arrendamiento– de viviendas a corto plazo.

Texto: Clarisa Montañeses

 

 

partyLa policía desalojó a turistas hospedados en por lo menos 31 propiedades que fueron multadas, según un documento del administrador municipal Jimmy Morales del 17 de agosto pasado, divulgado recientemente. Los alquileres de menos de seis meses y un día están prohibidos en la mayor parte de Miami Beach. El explosivo crecimiento de las rentas temporarias ha dado lugar a innumerables quejas de propietarios de apartamentos en condominio que han visto los espacios comunes de sus edificios convertidos literalmente en un caos.

Las autoridades argumentan que el ambiente festivo las 24 horas del día es una gran molestia para los residentes. También aseguran que los arrendadores, básicamente, no son más que evasores de impuestos. En estos alquileres de corto plazo “se amontonan cinco a diez personas en una habitación y están de fiesta toda la noche. No es un asunto de turismo. Es un asunto de calidad de vida para los residentes. Y en segunda instancia es un asunto de evasión de impuestos”, señaló Michael Grieco, comisionado de Miami Beach.

AirbnbEl endurecimiento de las medidas comenzó cuando, en marzo, la ciudad aumentó de unos pocos cientos de dólares a 20 mil dólares el castigo por rentar viviendas a corto plazo. Hasta ahora, los dueños pagaban felizmente esta sanción como si se tratara de un impuesto más. Todo indicaría que esas épocas ya forman parte del pasado. Además, el comportamiento de muchos visitantes, en verdad, deja mucho que desear.

El ejemplo de Nueva York

Airbnb-Etiquette-TIPS0316La ciudad de Nueva York promueve una iniciativa contemporánea a la de Miami. Hace unos pocos días el gobernador Andrew Cuomo ha firmado la ley por la que se refuerzan en todo el Estado las sanciones a usuarios de servicios de vivienda compartida como Airbnb. La nueva legislación permitirá a los vecinos de estos apartamentos denunciar las violaciones de la legislación. Asimismo podrán hacerlo los propietarios de las viviendas que detecten que sus inquilinos las subalquilan.

Las autoridades locales, en paralelo, podrán rastrear los distintos portales para detectar cualquier incumplimiento de la norma y así combatir el ascendente fenómeno de los mal llamados “hoteles ilegales”. La nueva ley prevé una multa de mil dólares para la primera infracción, cinco mil para la segunda y de la tercera en adelante serán 7.500 dólares.

airbnb-office-E8lfUyXBf6-full-widthUn informe del fiscal general de Nueva York realizado entre 2010 y 2014 indicó que un 72% de los alquileres de Airbnb eran ilegales. En esos cuatro años, los arrendamientos en la Gran Manzana a través de Airbnb crecieron más de 10 veces, con ingresos para la empresa y los anfitriones por más de 282 millones de dólares solo en 2014.

Miami Beach parece seguir el mismo camino.


Compartir.

Dejar un Comentario