ANDREA BOCELLI: ME CONSIDERO UN HOMBRE AFECTUOSO

0

La voz de este cantante emociona a hombres y mujeres y sus vitrinas se tambalean por el peso de los premios. Esta estrella global ha vendido más de 80 millones de discos en el mundo. Adorado por los aficionados a la música clásica y pop por igual y, a pesar de su estilo de vida de estrella, cuenta con tiempo para su fundación y sus proyectos filantrópicos. A mediados de febrero brindará una serie de conciertos en Florida, ocasión ideal para hablar con el gran Andrea Bocelli, que se encuentra presentando nuevo álbum, Cinema, su homenaje a las canciones clásicas del cine.

Texto: Isabelle Kumar (Euronews) / Fotos: Gentileza Sugar S.r.l.

Andrea Bocelli (Toscana, 1958) desde pequeño se vio atraído por la música, especialmente por la ópera. Nació con un grave problema de visión y se quedó ciego con 12 años, pero eso no le impidió seguir desarrollándose tanto en la música como en sus estudios académicos, graduándose de abogado en la Universidad de Pisa. La estrella de la ópera Luciano Pavarotti descubrió a Bocelli escuchando su maqueta en 1992. En 2011, el tenor creó la Andrea Bocelli Foundation para ayudar en la lucha contra la pobreza y a financiar investigaciones médicas.

Andrea Bocelli es el solista de música clásica que más discos ha vendido, aunque también es conocido por cantar canciones pop.

Andrea Bocelli es el solista de música clásica que más discos ha vendido, aunque también es conocido por cantar canciones pop.

Entre los hechos curiosos de su carrera sobresale su presencia en el libro de los récords Guinness por haber producido el álbum clásico más vendido por un solo artista, Sacred Arias (1999). Entre sus diversas grabaciones clásicas despunta el Réquiem de Verdi junto a Renée Fleming y bajo la dirección de Valery Gergiev con la orquesta del teatro Marinsky. Hasta la fecha ha grabado diez óperas: Andrea Chenier, Carmen, Cavalleria Rusticana, Il Trovatore, La Boheme y Tosca, entre otras. “Si Dios pudiera cantar, lo haría como Andrea Bocelli”, dijo Celine Dion.

Su nuevo álbum se llama Cinema, y es la realización de un viejo sueño. El cantante se enamoró de canciones que oyó de niño en su casa sin saber que provenían de películas. Ahora retomó sus recuerdos de la niñez y grabó algunas de las mejores piezas del cine de todo los tiempos, incluyendo clásicos como Moon River y Cheek to Cheek. En el disco colaboran leyendas musicales como David Foster, Humberto Gatica o Tony Renis.

El trabajo incluye un dúo con Ariana Grande. Para el tenor interpretar E Piu Ti Penso con la princesa del pop ha sido toda una bendición, sobre todo porque sus hijos son grandes seguidores de la joven artista. “Cantar con Ariana Grande ha sido una experiencia fantástica porque es el ídolo de mis hijos y de muchos otros jóvenes. Su repertorio es totalmente diferente al mío, pero tiene una voz maravillosa, también muy sensual”, explica el tenor.

Bocelli, quien recientemente cantó para el papa Francisco en Filadelfia, se encuentra de gira por el mundo mostrando las canciones que componen Cinema y en febrero estará presentando su nuevo álbum en Florida: el jueves 11 en el Amalie Arena, Tampa; y el sábado 13 y domingo 14 en el Hard Rock Live, Hollywood.

ALMA MIAMI: Unos meses atrás recibió un premio por su labor humanitaria, ¿esta actividad es para usted tan importante como la música?

ANDREA BOCELLI: Es difícil responder a esta pregunta. Probablemente son dos cosas que van de la mano. Para mí la música es mi pasión. Siempre intenté hacer lo mejor posible porque creo que además, la música, ofrece serenidad y, en cierto modo, ayuda a que el mundo sea mejor. Creo que mis compañeros están seguros de ello.

AM: Retrocedamos en el tiempo. Su infancia. Sus padres no eran músicos, ¿de dónde viene este magnífico regalo?

A.B.: Son juegos genéticos. Mi padre no pertenecía a este mundo, no tenía ningún tipo de predisposición para la música. Mi madre mucho menos, así que no sé dónde nació esta combinación genética de la pasión por la música. Pero lo cierto es que desde pequeño me ha hipnotizado la música. Supongo que será el destino.

Cinema: El disco que viene a presentar

La voz legendaria de Andrea Bocelli, junto con arreglos fantásticos y nuevas tecnologías de grabación, les dan nueva vida a varios clásicos del cine que no sólo cambiaron la historia del séptimo arte sino de la música en el siglo XX con grandes compositores como Leonard Bernstein y Ennio Morricone. Cinema es una colección de los temas de algunas de las películas más queridas, incluyendo Doctor Zhivago, Love Story, The Godfather, Life is Beautiful, Gladiator, The Postman, Breakfast at Tiffany’s y muchas más. También cuenta con temas de obras musicales como West Side Story y Evita. Para este álbum, como es costumbre para este artista reconocido por todo el mundo, Bocelli grabó en cinco idiomas: italiano, francés, español, inglés y siciliano; y cuenta con un hermoso dueto junto a la súper estrella Ariana Grande en el tema E Piu Ti Penso de Once Upon A Time in America y junto a Paty Cantú hacen la versión en español del clásico No llores por mí Argentina del musical Evita.

AM: Antes de dedicarse a la música, usted ejerció el derecho, ¿algún día piensa regresar a su antigua profesión?

A.B.: Amo la jurisprudencia, la considero una disciplina fundamental y estimulante, porque en ella se resumen las normas de la convivencia humana. Pero mi vida me ha concedido la gran oportunidad de hacer música –mi pasión más grande–, también mi profesión y mi fuente de sustento. La voz es un don del cual no tengo mérito: soy consciente que me puede abandonar de un día para el otro. Sin embargo, la música continuaría llenando mis días, así como la actividad filantrópica a través de la fundación que lleva mi nombre: una manera para compartir con los demás, aquello bueno que la vida me ha destinado.

AM: Uno de los logros de su carrera es haber acercado la ópera al gran público, ¿considera que ha sido un precursor en esta tarea?

A.B.: No lo creo. Intento divulgar y honrar la ópera, así como han hecho en el pasado otros artistas, desde Enrico Caruso a Beniamino Gigli, hasta el mismísimo Luciano Pavarotti. Espero, eso sí, de haber dado mi modesta contribución a hacer soplar una ráfaga de aire nuevo en el mundo –el lírico– que en las últimas décadas arriesgaba de olvidar la propia vocación popular.

AM: Usted está nervioso cuando se sube al escenario, sin embargo parece relajado, ¿cuál es su secreto?

A.B.: No lo sé. El miedo escénico depende del carácter de cada uno. No se puede hacer nada al respecto. Pero también depende del concierto en el que debas actuar. Yo siempre tengo mucho respeto a la ópera y a sus espectadores, por eso muchas de las veces que subo al escenario siento que tengo una gran responsabilidad porque sé que la audiencia que tengo enfrente de mí son miles de personas que gastaron su tiempo y dinero en venir a escucharme. Mi obligación es hacerlo muy bien.

“La música ofrece serenidad y, en cierto modo, ayuda a que el mundo sea mejor.”

AM: Usted ha actuado para algunas de las personas más importantes del mundo. ¿Alguna actuación en particular le ha puesto más intranquilo que otras?

A.B.: Podría decir que no. En todas las actuaciones padezco el mismo miedo. Incluso cuando tengo que actuar enfrente de niños de preescolar. Siempre tengo ese sentimiento de responsabilidad. Claro que ha habido momentos que me han conmovido. Por ejemplo, cuando he estado con el papa o los grandes presidentes. El papa Francisco es un hombre muy especial. Aparte de la religión, es un alma maravillosa. Sin embargo, recuerdo especialmente el encuentro con Muhammad Ali, porque era uno de los héroes de nuestro tiempo, el hombre que había renunciado al título mundial por una causa noble. Tenerlo enfrente de mí, en su casa. Enfrente de un hombre tan fuerte y a la vez tan enfermo, que después de días de silencio me dijo que cantase para él… Eso fue muy emotivo.

AM: ¿Qué lo llevó a grabar un álbum de canciones de películas como Cinema?

Andrea Bocelli.

Andrea Bocelli.

A.B.: La música de las películas es un buen terreno para los compositores porque pueden dar rienda suelta a su creatividad, pueden ser libres. La música de las películas es muy inspirada, muy libre y hermosa, como un gran campo donde los compositores se pueden reunir y correr hacia donde ellos quieran. Y, además, está iluminada por la emoción.

AM: ¿Cuál es la relación que encuentra entre el cine y la música?

A.B.: Si las películas son forjadoras de sueños, la música que las acompaña ayuda a que estos sueños vuelen; y se sienta la magia y la emoción de otra manera. Mi deseo es que estos clásicos se fusionen con las experiencias, recuerdos más preciados, y sentimientos de cada persona que las escucha y así se conviertan en parte de la banda sonora de sus vidas.

AM: A lo largo de su carrera ha incursionado en varios estilos, alternando entre la música clásica y el pop. ¿Nota alguna diferencia en la forma en que se aproxima a los distintos tipos de música?

A.B.: Existe una diferencia desde el punto de vista de la expresión. Porque cuando cantas ópera estás muy lejos de la gente, estás en el escenario, y entre tú y el público está la orquesta, así que uno tiene que lanzar sus emociones muy lejos. Cuando cantas pop, estás cantando muy cerca, el micrófono está muy cerca de tu boca. Puedes susurrarle tus emociones al micrófono.

AM.: ¿Cuál es su canción favorita del cine?

A.B.: Hay muchas obras maestras. Me encanta, por ejemplo, Moon River (de Breakfast at Tiffany’s). Pero no puedo elegir una, no sería justo.


Compartir.

Dejar un Comentario