ANNIE LEIBOVITZ: DISPAROS SUBLIMES

0

Annie Leibovitz: A Photographer’s Life, 1990–2005, la muestra itinerante que reúne sus famosos retratos de celebridades y sus fotografías personales en un conjunto excelso, se exhibe en estos días en la Galería Corcoran de Washington DC. Instantes majestuosos y humanos, estéticamente impecables que demuestran por qué es reconocida como una de las fotógrafas vivas más talentosas.

Texto: Marcela Mazzei / Fotos: Gentileza Galería Corcoran, Washington DC

Los bailarines Mikhail Baryshnikov y Rob Besserer

Los bailarines Mikhail Baryshnikov y Rob Besserer, en las playas de Cumberland Island, en 1990.

Fue ella quien sugirió que John Lennon apareciera desnudo, en posición fetal junto a Yoko Ono, y la que con 31 años tomó la legendaria fotografía. Ese mismo día asesinaron al ex Beatle y la foto fue publicada en la portada de la revista Rolling Stone sin ningún titular. Demi Moore, desnuda y embarazada, aparece como otro de sus emblemas, junto a Jamie Foxx, Nicole Kidman y Brad Pitt; también los atletas alistándose para los Juegos Olímpicos de 1996; George W. Bush y su gabinete completo en la Casa Blanca; y sus famosas imágenes de la Reina Elizabeth II de Inglaterra y Mikhail Baryshnikov. Annie Leibovitz (Westport, 1949), reconocida como fotógrafa de celebridades, quizá la mejor, prefi ere el nombre de retratista. Como los pintores del siglo XVIII que buscaban captar ese instante majestuoso y humano, en búsqueda de la posteridad, y que ella emula a conciencia en cada sesión. Formó parte del siglo XX de manera central: redefinió el retrato de las figuras públicas en tiempos en los que la imagen cobró una importancia inusitada y nuevos lenguajes se instalaron en los medios. A fines de los 60 comenzó a estudiar fotografía al tiempo que acudía al San Francisco Art Institute. Un amigo le insistió en postularse para Rolling Stone. El resto es historia conocida: Leibovitz brilló en RS, hasta el punto que después de su paso todas las portadas fueron resultado de una puesta en escena cuidada hasta el más mínimo detalle. En 1983 aceptó el desafío de devolverle vitalidad a Vanity Fair. Allí fue tapa la ex mujer de Bruce Willis. A su vez realizó numerosas colaboraciones para campañas publicitarias y medios, de corte más artístico y hasta fotorreportajes: Sarajevo en pleno conflicto bélico a principios de los 90; la elección de Hillary Clinton como senadora y las horas después del atentado del 11 de septiembre de 2001. Trabajos que le valen los adjetivos de talentosa y estéticamente impecable.

Brad Pitt- Las Vegas

Brad Pitt por Annie Leibovitz.

Leibovitz fue la primera mujer cuyos trabajos han sido exhibidos en el National Portrait Gallery of Smithsonian Institute en Washington DC. Sin embargo, al momento de hacer un balance sobre su obra, ella eligió alternar sus famosísimos retratos con escenas de su vida cotidiana. Annie Leibovitz: A Photographer’s Life, 1990–2005 es una muestra organizada por el Brooklyn Museum, que salió de gira internacional en 2006 y ahora mismo, hasta el 13 de enero, se encuentra en exhibición en la Galería Corcoran en Washington DC. “Esta es la exposición más ambiciosa que Leibovitz haya realizado. Mostrando sus fotografías personales junto con las que la han hecho famosa, ella se pone a prueba a sí misma y a su audiencia para encontrar las conexiones que existen entre su vida pública y privada”, declaró Paul Roth, curador de fotografía y nuevos medios artísticos de Corcoran. A través de más de 200 fotografías, el contraste entre lo público y lo privado en cada una (cuidadosamente seleccionadas y editadas en un libro homónimo), recubre al conjunto de un aura sublime. Según ella, es el mejor trabajo de su vida. Y seguro que no se refi ere a alguna de sus fotos. En sus propias palabras: “No tengo dos vidas. Esta es mi única vida, y las fotografías personales tanto como el trabajo a pedido son todas parte de ella”.

 En exhibición hasta el 13 de enero en la Galería Corcoran, Washington DC, 500 17th St. NW.


Compartir.

Dejar un Comentario