BEYONCÉ: LECCIONES DE UNA EMPRENDEDORA EXITOSA

0

La polifacética Beyoncé se ha transformado en una de las marcas más populares del mundo. No solo está redefiniendo la forma en que se comercializan los artistas, sino que sus éxitos también están influyendo en el sector empresario, estimulando una revaluación de reglas, tácticas y estrategias. La reina del pop incursiona ahora en el mundo de las inversiones. Aquí las condiciones que deben cumplir las compañías para ser agraciadas con el dinero de Beyoncé.

Texto: Angeles Couto / Foto: Gentileza Columbia Records

Con veinte premios Grammy en su haber y millones de discos vendidos, es muy posible que Beyoncé Knowles-Carter pase a la historia como una de las artistas más influyentes de la música de todos los tiempos. Sin embargo, Beyoncé, nacida en Houston, Texas, hace 35 años, en paralelo a su trayectoria artística ha desplegado una ascendente y fructífera carrera como empresaria y emprendedora.

En 2006, junto con su madre lanzó House of Deréon, una línea de moda femenina prêt-à-porter con productos como ropa deportiva, jeans, prendas de piel, accesorios y bolsos. En 2009, puso en la calle la colección de ropa para niños y adolescentes Sasha Fierce of Dereón con abrigos, bolsos, accesorios y calzados. Un año más tarde, incursionó en el mercado de los perfumes con Heat, una fragancia que ahora cuenta con variaciones como Heat Rush y Heat Wild Orchid. Mientras que en marzo pasado presentó la segunda temporada de la ropa atlética Ivy Park, la cual desarrolló con la ayuda de Sir Philip Green, dueño de la firma multinacional británica Topshop.

En el campo estrictamente musical, 2016 será otro año donde sus retos han sido superados. Su último y celebrado trabajo, Lemonade, resultó el disco que más ingresos generó a su sello Columbia Records (subsidiaria de Sony Music) en el mundo durante el primer trimestre fiscal de 2016: más de 3 millones de dólares por día solo mediante downloads, sin contar las ventas físicas. El dato es aun más sorprendente si se tiene en cuenta que el álbum no está disponible en Spotify ni en Apple Music, los dos principales mercados. Se trata de un lanzamiento exclusivo del servicio Tidal, cuyo propietario es su esposo, el rapero y empresario Jay Z. Beyoncé también facturó 123 millones de dólares con su Formation World Tour a lo largo de veintitrés conciertos.

Con una fortuna estimada, según el sitio Celebrity Net Worth, en 450 millones de dólares, la superestrella quiere ahora incursionar en el universo de las inversiones y poner parte de su dinero a trabajar en empresas que cumplan con ciertos estándares y requisitos especificados por ella misma.

  1. Visión clara

A menudo Beyoncé utiliza su popularidad para opinar y tomar postura sobre cuestiones que considera importantes, ya sea en el terreno de la música, la moda e incluso la política (apoyó públicamente a Hillary Clinton en las últimas elecciones presidenciales). Así, para obtener el respaldo financiero de Beyoncé es imprescindible tener una conducta similar, poseer una visión clara del negocio y manejar eficaces técnicas de comunicación.

  1. Diversificación

Este aspecto no es absolutamente necesario para llevar adelante una empresa exitosa. Es más, hay infinidad de compañías que ganan millones de dólares al año haciendo siempre lo mismo y ofreciendo año tras año productos idénticos. Sin embargo, Beyoncé comprende que es posible, y sobre todo mucho más interesante, lograr el éxito vendiendo más de una sola cosa. De hecho, su polifacética carrera –cantante, actriz, productora discográfica, bailarina, modelo, abogada, diseñadora de modas, filántropa, CEO de Parkwood Entertainment y partner de empresas como Pepsi, Tommy Hilfiger y L’Oréal–, es una evidente muestra de semejante diversidad.

  1. Experiencia

Beyoncé suele tomar ella misma las grandes decisiones de sus negocios y seguir personalmente el historial de sus empresas. No obstante, como es lógico, no tiene demasiado tiempo para estar en los detalles más nimios y ocuparse de todo. Por eso, ha delegado en otros la tarea de llevar adelante muchos proyectos. Entre otras, la cantante ha contratado a personas como al ex ejecutivo de JP Morgan Chase, Steve Pamon, para dirigir sus negocios. Por tanto, la posibilidad de llegar a recibir su financiamiento puede incrementarse bastante si se cuenta con buenos profesionales que sepan tomar decisiones difíciles basándose en la experiencia.

  1. Perseverancia

En este momento, Beyoncé se encuentra en la cima de su carrera, aunque eso no significa que no sienta presión y estrés y que su camino al estrellato haya sido perfecto. Tiempo atrás, en la época en que formaba parte del grupo Destiny’s Child, la cantante sufrió una fuerte depresión que trastornó su vida durante dos largos años. Pero salió adelante. Así, ahora no desea invertir en una empresa cuyos ejecutivos se rindan ante la primera dificultad.


Compartir.

Dejar un Comentario