CARTA DEL EDITOR: YOUNG, LATIN & PROUD

0

Con un eco desde su título a la explosiva Say It Loud (I’m Black And I’m Proud) de James Brown –escrita en 1968 al calor de los movimientos por los derechos civiles, con la muerte de Martin Luther King Jr. en el espejo retrovisor–, una canción como Young, Latin & Proud tal vez cobre cierta relevancia en estos días mientras se acercan las elecciones presidenciales de noviembre. En vez de apostar a la beligerancia, el delicioso y delicado manifiesto que firma Helado Negro, el proyecto de Roberto Carlos Lange, intenta sentar otro tipo de precedentes.

De origen ecuatoriano, nacido en Florida en 1980 y actual residente en Brooklyn, Helado Negro no tiene nada del activista disfrazado de cantautor propio de los años 70 –cuyas caricaturas más cercanas, salvando las distancias, podrían ser un Mano Chao o el líder de U2, Bono– ni maneja los decibeles de los oportunistas Rage Against the Machine ni se tiene que vestir de parlanchín como el cantante de Calle 13 René Pérez Joglar, alias Residente. En esta enumeración, el hip hop es intachable.

Aunque se editó como single hace poco más de un año, Young, Latin & Proud resplandece como uno de los pilares de Private Energy, el quinto álbum del inquieto artista detrás de Helado Negro que verá la luz a partir de este 30 de septiembre. Sus anteriores Double Youth (2014) e Invisible Life (2013), son trabajos cargados de una luminosidad y una búsqueda musical más que sugerentes, donde la electrónica de baja intensidad no pierde nunca el pulso de un ritmo convincente.

Si bien el repertorio de Helado Negro no destaca por una lírica imbuida de compromiso político –es más, hasta este Private Energy, como él siempre se prodigó, las letras (en las que convergen y se abrazan el español y el inglés) no eran más que juego de palabras–, y casi como un deudor del Lewis Carroll de “hay que cuidar el sonido, que el sentido se cuida solo”, las circunstancias coyunturales por las que atraviesa Estados Unidos lo llevaron a manifestarse abiertamente.

Y aquí está Young, Latin & Proud, que tiene una explicación. Lange lo dejó en claro en una entrevista reciente: “Creo que los estereotipos es algo que la gente, o por lo menos yo, estoy intentando cambiar. Yo me tomé muy en serio eso de ser joven y latino, pero cada persona se va construyendo por sí misma. Claro, hay cosas que por ser propias de Latinoamérica son similares, como la comida, la música y el idioma. Pero creo que eso no lo es todo. Lo que me pasó con esa canción (Young, Latin & Proud) es que después de tocarla en shows en Estados Unidos, la gente a veces se sentía o identificada o shockeada; esas son las reacciones que me di cuenta que causan esas tres palabras juntas. Sin embargo, creo que es un track que por lo menos sirve para crear consciencia de buscar, descubrir y ver qué más hay. El track trata sobre eso mismo: no tienes que saber todo de tu cultura ni de tu idioma ni nada de eso, solo tienes que enfocarte en ti mismo y si eres eso, debes estar orgulloso”.

Por ahí es un exceso, pero Young, Latin & Proud tiene ese aire de espíritu de época que continúa transmitiendo una inoxidable Blowing In The Wind. La respuesta sigue estando en el viento…

Que nos sea leve,

Gustavo Alvarez Núñez


Compartir.

Dejar un Comentario