CHUCK CLOSE: LA INTIMIDAD DEL TRABAJO DE UN TRABAJO SINGULAR

0

Desde hace casi cinco décadas, Chuck Close viene realizando monumentales retratos de su familia y amigos, contemplando los sentimientos hacia ellos y explorando plásticamente diferentes procedimientos para recrear la ilusión pictórica. Y ha construido una obra singular y poderosa que le ha ganado el reconocimiento como uno de los artistas estadounidenses vivos más importantes. En estos días, el NSU Art Museum de Fort Lauderdale presenta el primer estudio exhaustivo sobre su obra fotográfica.

Texto: Florencia Rolón / Fotos: Gentileza NSU Art Museum Fort Lauderdale – Florida

Close ha hecho del retrato un tratado pictórico, al recomponer cuadrícula por cuadrícula imágenes proyectadas en un lienzo.

Close ha hecho del retrato un tratado pictórico, al recomponer cuadrícula por cuadrícula imágenes proyectadas en un lienzo.

Hasta ahora, sólo conocíamos a Chuck Close (Monroe, 1940) por sus pinturas hiperrealistas, por sus innovaciones en el género del retrato, y además sabíamos que es un exquisito coleccionista de pintura antigua –que abarca 60 mil años de historia del arte–. Sin embargo, la excelente exhibición Chuck Close Photographs que el NSU Art Museum de Fort Lauderdale presenta hasta el 2 de octubre nos revela un costado menos conocido de su quehacer: la cocina de su exuberante producción.

La muestra incluye materiales de trabajo, tales como pruebas de imprenta, impresiones fotográficas, maquetas en blanco y negro o fotografías en colores marcadas con tinta y cinta adhesiva. De carácter retrospectivo –son 86 obras concebidas entre 1964 y la actualidad–, la exposición nos permite observar las distintas etapas creativas, los métodos y las técnicas empleados por este notable exponente del arte contemporáneo.

Close es célebre por sus gigantescos retratos basados en primeros planos fotográficos. Los rostros que pinta, y que llegan a medir hasta tres metros de altura, plasman cada una de las arrugas y poros del retratado. Su técnica estriba en proyectar una fotografía sobre el lienzo previamente cuadriculado para luego trasladar metódicamente, cuadrícula a cuadrícula, la imagen a la tela.

Considerado una leyenda viva del arte estadounidense, Close comenzó a pintar a finales de los años 60. Desde entonces, nunca ha dejado de producir, ni siquiera en 1988, cuando un aneurisma le provocó una tetraplejia. Lejos de sentirse hundido, se volcó en su carrera con más energía que nunca. Decidido a continuar, Close aprendió a pintar con una férula ortopédica en la mano.

Una gran veracidad fotográfica

El marcado realismo de las pinturas de Close las hace parecer fotografías. Ahora, conocemos el método y técnicas utilizadas.

El marcado realismo de las pinturas de Close las hace parecer fotografías. Ahora, conocemos el método y técnicas utilizadas.

Close se graduó en la Universidad de Yale y trabajó como profesor de arte en la Universidad de Massachusetts. En 1973, su obra se expuso por primera vez en el MoMA de Nueva York. Sin embargo, en 1967 Close ya había abandonado su pintura ligada al expresionismo abstracto, herencia de sus años universitarios. A finales de los 60, junto con otros artistas coetáneos comenzó a subvertir la abstracción moderna transformándola en figuración.

De este modo, Close realizó a partir de 1968 gigantescos retratos que, vistos desde cierta distancia, poseen una gran veracidad fotográfica. De cerca, estos cuadros se llenan de incontables marcas, resultantes de un proceso aparentemente abstracto, marcas neutras en las que no se encuentra ninguna huella autógrafa reconocible del artista.

Close intensificó este diálogo entre pintura y reproducción fotográfica cuando, a principio de los años 70, empezó a pintar retratos de cabezas a color imitando el proceso de reproducción mecánica, al depositar capas independientes de colores primarios con una considerable minuciosidad y esfuerzo, hasta obtener el espectro completo de tonos. Por tanto, en su obra sobresale el control absoluto por parte del artista, con una realización lenta y progresiva regida por una gran disciplina.

Ya en los años 80, Close buscó un medio más físico y directo de elaboración, bien mediante módulos redondos de pasta de papel en diversos tonos de gris, con los que creó una especie de sustituto de la pincelada, o mediante las huellas de tinta de sus propios dedos, obteniendo retratos de parecido considerable. Sin embargo, el artista regresó pronto al uso de los pinceles y del óleo, dada la riqueza y variedad inherentes a los medios pictóricos tradicionales. En 1988, Close sufrió una grave parálisis, pero determinado a seguir pintando, aprendió a hacerlo con una férula en la mano. Claramente, continuaban latiendo en sus fueros íntimos un constante desafío y esfuerzo por lograr que el proceso de creación de sus obras siga siendo innovador y vital.

Los monumentales retratos de Close, algunos de tres metros de altura, se anticiparon a la pixelación del arte digital.

Los monumentales retratos de Close, algunos de tres metros de altura, se anticiparon a la pixelación del arte digital.

Pero, además, Close padece prosopagnosia, llamada también face blindess (algo así como ceguera facial). Eso explica, en cierto sentido, su obsesión por el rostro humano, la repetición de imágenes y el detallismo excesivo de sus trabajos. Para el artista, no es fácil retener del todo un rostro, más si se trata de un recién conocido. No obstante, Close posee una memoria plana y fotográfica envidiable. De ahí que se valga de recursos fotográficos y de minuciosas retículas para desarrollar su trabajo.

Por eso, una de las curiosidades de la muestra Chuck Close Photographs es que revela e ilustra una gama completa de las exploraciones fotográficas llevadas a cabo por el artista, desde las primeras maquetas en blanco y negro con que trabajaba, a las monumentales composiciones en Polaroids, los íntimamente escalados daguerrotipos y los recientes desnudos en Polaroid. En ese punto, la exhibición examina cómo Close ha estirado los límites de los medios, los métodos y los enfoques fotográficos, proporcionando una mirada profunda sobre la utilización de la fotografía como proceso creativo de su obra.

Chuck Close Photographs se exhibe hasta el 2 de octubre en NSU Art Museum Fort Lauderdale, 1 E. Las Olas Blvd., Fort Lauderdale, Florida.

nsuartmuseum.org/

Metamorfosis. El proceso va desde la intimidad decimonónica de un daguerrotipo hasta sus ostentosas piezas gigantescas.

Metamorfosis. El proceso va desde la intimidad decimonónica de un daguerrotipo hasta sus ostentosas piezas gigantescas.

En 2010, el presidente Barack Obama le invitó a formar parte del “Comité Presidencial de las Artes y las Humanidades”.

En 2010, el presidente Barack Obama le invitó a formar parte del “Comité Presidencial de las Artes y las Humanidades”.

 


Compartir.

Dejar un Comentario