COLORES PRIMARIOS: JOVENES ILUSTRADORES LATINOAMERICANOS

0

Latinoamérica ha enseñado, con los años, que cada uno de los países que la integran puede ser una fuente de arte, talento y belleza. Y la ilustración es uno de los más brillantes ejemplos de una creatividad que crece y se desarrolla, ganando premios y conquistando mercados. En medio de las omnipresentes dificultades que atraviesa el continente, muchos ilustradores encontraron la forma y el espacio para plasmar aquellas siluetas e ideas, que por las noches se les transforman en sueños technicolor. ALMA MAGAZINE seleccionó a algunos de los más interesantes ilustradores latinos actuales, todos jóvenes de entre 20 y 30 años, y les preguntó por las raíces de sus dibujos, por el pasado y el futuro de una profesión que no deja de crecer.

Texto: Valentina Tossi

CESAR BAUTISTA EVANGELISTA

Nacido en México, se recibió en la Universidad Autónoma Metropolitana, en la carrera de Diseño de la Comunicación Gráfica. Fue fotógrafo para una ONG que ayudaba a los niños de las comunidades zapatistas. Dedicó cinco años de su trabajo a la dirección de arte y desarrollo de diversos proyectos en el área de diseño editorial, multimedia, web y televisión. Fue encargado de la dirección de arte y diseño del libro interactivo Sensacional de Diseño (Editorial Trilce, México, 2002). Fue director arte de la revista Nickelodeon México, para la que rediseñó la imagen, y del Vagón Literario (que ganó el Premio Nacional al Arte Editorial). A finales del 2004 creó Kamikace Studio, donde dedica el ciento por ciento de su tiempo a la ilustración y sus aplicaciones.  DISEÑO LATINO: “Hay marcas de diseño latino. Esto se debe a que en los últimos años se manifestó un fenómeno de revaloración de los elementos visuales de nuestra cotidianidad en toda Latinoamérica. Los latinos somos personas apasionadas y emocionales; nuestro entorno afecta directamente nuestras respuestas sensoriales. En el caso de la ilustración, se gesta esta revaloración a partir la experimentación visual con la gráfica popular, los personajes surrealistas de nuestra cultura, los íconos culturales, religiosos, deportivos y hasta políticos que identifican a cada región. Somos una esponja que absorbe mensajes de todos lados y sin embargo mantiene una espontaneidad, juega con las imágenes, mezcla los estilos y va creando el propio”. ENTRAR AL MUNDO: “El diseño latino está en un proceso de crecimiento y madurez. Cada día tiene más apertura a otros mercados, como Europa y Estados Unidos. Pero necesita seguir creciendo y evolucionando. Es increíble ver el nivel de competitividad de los países asiáticos, donde sus tendencias están ahora en apogeo. Es un ejemplo de lo que debe suceder en Latinoamérica. Hay mucha diferencia aún, sobre todo en la forma en  que se manejan los tiempos de trabajo, las pagos y libertad de propuesta. En México, los pagos por el trabajo de ilustración varían mucho y es un trabajo de convencimiento para que los clientes acepten nuevas propuestas”.  INFLUENCIAS: “Tengo la fortuna de convivir con mis hijos diariamente y casi a todas horas. Trato de entender sus gustos y necesidades, y esta convivencia diaria me enriquece. Actualmente mezclo mi trabajo como comunicador, diseñador e ilustrador y estoy en una constante búsqueda. Mis influencias son variadas: TV, comics, libros infantiles, caricaturas, animé, manga, videojuegos”.  NUEVAS TECNOLOGIAS: “Agilizan los tiempos de producción, y nos permiten ver nuevas formas de experimentar y plasmar nuestro trabajo. Lo que antes hacías en una semana hoy lo puedes hacer en dos días. Las nuevas herramientas casi pueden emular las técnicas tradicionales, pero nunca llegarán a tener ese lado humano, esa esencia de un brochazo o de una textura y el grafito manchando el papel. Se empieza a sentir la nostalgia del trabajo imperfecto, quizá por eso sea el éxito del trabajo latinoamericano”. CARACTERISTICAS DE SU TRABAJO: “El estar en una constante búsqueda de formas, estilo y técnicas me va llevando poco a poco a lo que actualmente hago. Me gusta ser perfeccionista y tratar de ir más allá de lo que puede quedar la imagen. Trato de insertar mi estilo y al final creo que termino teniendo de todo un poco”.

MAURICIO PIERRO

disenadores

Aires retro para el trabajo de Mauricio Pierro, de Brasil.

Nació en Brasil y desde pequeño se sintió fascinado por la ilustración. Llevaba consigo, todo el tiempo, un block de hojas y lápices de colores. Practicaba mirando las historietas del brasileño Mauricio de Souza y de Walt Disney, hasta que se enamoró del hiper-realismo, y estudió con libros de anatomía y cuadros del Renacimiento para aprender sus técnicas. Mientras estudiaba Comunicación Social colaboraba, sin cobrar, con un periódico barrial haciendo historietas políticas. Más tarde trabajó para la industria de la publicidad y del diseño. Cuando se cansó de las restricciones de la publicidad, ilustró para editoriales y revistas. Desarrolló el arte para la colección de relojes Hotwach, de Estados Unidos; creó las animaciones del Theme Pack de Coca-Cola –para el mensajero instantáneo MSN Messenger- y actualmente desarrolla su propia línea de camisetas. DISEÑO LATINO: “Hoy ya no hay más una visión latina. Si hay, es raro, sutil y difícil de percibir. La globalización y el acceso instantáneo a la información diluyen la influencia de las raíces culturales. Somos bombardeados con referencias visuales de todos los pueblos y culturas –actuales y antiguas- y eso se traduce en la ilustración autoral de los últimos 10 años. Eso es el resultado de la cantidad y diversidad de información disponible, junto con las facilidades tecnológicas que permite el uso de la computadora, que da al artista la posibilidad de explorar infinitas posibilidades en un corto período. Eso no afectó tanto a los pueblos asiáticos, árabes o africanos, donde el reflejo de las raíces culturales todavía se hace fuerte en el trabajo de los ilustradores. Tal vez los latinos sean más abiertos a esta universalización”. ENTRAR AL MUNDO: “El mercado no explora la ilustración como debería, o como nos gustaría. En Brasil, quizá por una carencia abismal de una cultura de artes visuales, la ilustración autoral aún no tiene mucho espacio, existen preconceptos con los nuevos lenguajes. La gran oferta de trabajo de ilustración se encuentra en el ramo de la publicidad, donde el artista frecuentemente es obligado a adaptar su estilo –o peor, a cambiarlo totalmente- para atender a las necesidades del mercado, orientadas por el directos creativos. En Europa y los Estados Unidos, el mercado para ilustraciones de autor ya está bien comprendido. Es otra cultura, mucho más afianzada a la convivencia con el arte”. INFLUENCIAS: “Mis influencias vienen de las tiras cómicas. Comencé con Mauricio de Souza, Disney, la Pequeña Lulú. Luego me convertí en un voraz lector de historietistas underground brasileños como Angeli, Laerte; era fanático de la revista MAD y coleccionaba Graphic Novels. Mi contacto con la obra de Georges Braque también dejó marcas. Y hay una importante influencia de la literatura de Cordel”. NUEVAS TECNOLOGIAS: “Es un hecho que la computadora ha facilitado mucho el trabajo a los ilustradores. En las personas más talentosas, la tecnología es una herramienta poderosa capaz de crear cosas fantásticas. Y uno puede hacer mucho más en un período menor. No veo ningún problema en los nuevos artistas que hacen bellísimos trabajos en la computadora, pero al menos saben cómo sostener un pincel”. CARACTERISTICAS DE SU TRABAJO: “Procuro mezclar lo lúdico con lo sombrío. Hay un tono melancólico, sucio, pero al mismo tiempo un toque infantil que equilibra todo. Uso colores amarillentos, para darles a mis ilustraciones un aire retro. Me gusta experimentar siempre nuevas técnicas, y mezclar lo artesanal con lo digital”.

CATALINA ESTRADA

grafica

Catalina Estrada, colombiana, crea mundos plenos de estallidos de luz y color.

Nació en Medellín, la segunda ciudad más grande de Colombia. Recuerda su infancia en el campo, entre la calidez de su familia y el vigor de la naturaleza, siempre alrededor. Ya en la Universidad, se graduó con honores en diseño gráfico. Viajó a París un año después, para estudiar el idioma y luego se mudó a Barcelona, España. Allí estudió Bellas Artes en la Escuela de Artes Llotja. Las oportunidades fueron cada vez más grandes: trabajó en grandes proyectos, publicó con la editorial alemana Die Gestalten Verlag y la revista Computer Arts, entre otras. Ha presentado sus trabajos en galerías de Seattle, está preparando un mural en México, tarjetas virtuales, la portada de un libro para Der Spiegel Magazine y una exposición en España. Es profesora de ilustración.DISEÑO LATINO: “Creo que en América Latina hay un talento increíble, una de las marcas propias que identifico en ella es la pasión en las imágenes y el amor por el color”. ENTRAR AL MUNDO: “En estos momentos  gracias a Internet las diferencias se han ido reduciendo. Gracias a esto, quedan en manos de cada uno las oportunidades de mostrar su trabajo en otros países, de encontrar proyectos interesantes para colaborar”. INFLUENCIAS: “Mi abuelo coleccionaba cajas de tabaco, mi abuela coleccionaba estampillas, mi madre tiene un uso y sentido del color que nunca vi en otra persona: cada pared de su casa está pintada de un color diferente. Mi padre es un observador de pajaritos. Los jardines de mi casa en Colombia, los árboles, las montañas, la naturaleza, los animales, el arte latinoamericano, el amor, la gente linda, la música. Todo esto ha influido enormemente en mi trabajo”. NUEVAS TECNOLOGIAS: “No sé si se habrá perdido algo con ellas, yo más bien miro lo que se ha ganado. Para mí es un privilegio poder trabajar en proyectos de ilustración desde cualquier lugar donde me encuentre. Mi herramienta principal en este momento es mi ordenador. Otra de las ventajas es la agilidad en el momento de manipular las imágenes, hacer cambios de color, de escala,…”. CARACTERISTICAS DE SU TRABAJO: “Color, brillo, luz, destellos, ornamentos, naturaleza”.

CARLA TORRES

dibujos

Los seres de otro mundo, según la imaginación de la ecuatoriana Carla Torres.

Es ecuatoriana y dice que fue la ilustración la que comenzó con ella. En la escuela de diseño descubrió que le gustaba experimentar y hacer de sus diseños algo más orgánico. De a poco surgieron oportunidades. Una mención de honor ganada en un concurso le abrió muchas puertas y la decidió a dedicarse a la ilustración. Comenzó al ilustrar cuentos para niños, y a colaborar con editoriales y revistas de Ecuador. Con ganas de aprender más, continuó estudiando en Barcelona, Colombia y New York, donde hoy procura abrirse su propio camino. Dos de sus ilustraciones fueron recientemente elegidas para participar en el website de American Illustrators, un prestigioso concurso mundial que se hace en Estados Unidos. Prepara una exhibición a dúo con Germán Tagle (artista chileno) en Local Project, un espacio artístico liderado por un grupo de artistas latinoamericanos en Long Island City. Inspirada en la riqueza visual underground del subterráneo neoyorquino, trabaja en un proyecto personal titulado Feel the beat, enjoy the trip. DISEÑO LATINO: “Uno muchas veces se puede servir de la riqueza visual latinoamericana -que de una u otra forma le viene en la sangre- para expresarse. Pero no es una regla; creo que como artistas tenemos la libertad de expresarnos como sintamos que lo debemos hacer. Hay muchos artistas (no sólo latinos) que se inspiran en la cultura de Latinoamérica y se alimentan de sus colores, imágenes, tipografias, símbolos. Si hay una marca, ésa debería ser una que te defina como Fulano de Tal – ilustrador- seas de donde fueres”. ENTRAR AL MUNDO: “Como casi todo en Latinoamérica, la ilustración está en vías de desarrollo. Ahora ya se está tomando más en serio el trabajo del ilustrador. Ya no somos los que hacemos esos ‘dibujitos bonitos’; se nos considera como lo que somos, artistas comerciales. La ilustración es un tema bien interesante porque está justo en el medio del arte y la comunicación. Nos desenvolvemos entre la creatividad, la comunicación y los medios artísticos. En cuanto a Latinoamérica, por estar en vías de desarrollo, está todo por hacer… Sólo es cuestión de ponerse manos a la obra”. INFLUENCIAS: “ ¡Uy! Yo me influencio de casi todo lo que veo. En ese sentido soy bien ecléctica. Me alimento mucho del arte, del cine, del diseño, de la gente y del entorno”. NUEVAS TECNOLOGIAS: “Creo que el principal beneficio que ha traído la tecnología es el ahorro de tiempo. La computadora es una herramienta muy ágil que te permite hacer las cosas más rápido. Si te equivocas en algo se arregla fácil aplastando ‘control Z’; si te equivocas pintando no se puede hacer ‘Undo’ así de fácil. Las tecnologías digitales son una herramienta más del ilustrador. Es él quien decide qué herramienta utilizar según el caso. A mí me gustan más los medios tradicionales, porque me gusta la experiencia de pintar, el contacto con el material, preparar y mezclar los colores, ensuciarme las manos y mancharme la ropa. Me gusta parir mis ilustraciones, y esa experiencia, ese contacto, nunca te lo va a dar la computadora”. CARACTERISTICAS DE SU TRABAJO: “No sé si tengo un estilo. Me gusta creer que no, porque eso me da la libertad de seguir explorando sin encasillarme. He tenido varios comentarios de gente que me dice que les gusta mucho la fantasía que tienen mis ilustraciones, que parece que hubieran salido de otro mundo. Esa idea me parece súper bonita, personajes y escenarios que vienen de visita desde quién sabe qué otro mundo”.

JORGE ALDERETE

diseno

El argentino Jorge Alderete transforma su entorno cotidiano en ilustraciones.

Dicen que es uno de los ilustradores más apreciados de toda Latinoamérica. Jorge es de Argentina y dibuja desde que tiene memoria. Lo vio como una profesión cuando comenzaba a estudiar Diseño en Comunicación Visual en la Universidad Nacional de La Plata, de su país. Antes de terminar la carrera ya publicaba sus ilustraciones en diferentes medios de Latinoamérica. Amplió su carrera e incursionó en la animación independiente, haciendo trabajos para MTV Latinoamérica y Japón; para Nickelodeon, canal Fox y canal Once de México, entre otros. Fue jurado de los premios 2001 de animación de MTV, y en el rubro diseño en el One Show 2004, en New York. Es cofundador del sello discográfico Isotonic Records, especializado en rock instrumental. Y desde hace poco tiempo es copropietario de Kong – la primera tienda-galería low brow de México-, junto a Quique Ollervides, Clarisa Moura y Cha. Su trabajo ha sido reseñado en publicaciones alrededor del mundo: el prestigioso libro Illustration Now de Taschen, en varios libros de Die Gestalten Verlag e Iconography2 de IDN, entre otros. DISEÑO LATINO: “Es algo complicado hoy en día hacer esa distinción. Trato de no hacerla, prefiero verlo en términos de buena o mala ilustración, sin hacer distinciones sobre su origen. En lo particular, me gusta incluir en mi trabajo cosas relacionadas con mi entorno, y al vivir en Ciudad de México es inevitable que alguna iconografia decididamente latina se deje ver. No sé qué ocurriría con mi trabajo si el entorno donde lo hago fuese otro, no necesariamente latino”. ENTRAR AL MUNDO: “Una de las ventajas de vivir en Latinoamérica, para mí, es que el lugar te mantiene vivo, despierto. A veces es a costa de pasar por una gran crisis económica o situaciones sociopolíticas no muy favorables, pero de alguna manera tu entorno no te permite dormirte, y eso creativamente hablando es ganancia. Por otro lado, la supuesta falta de desarrollo en mi profesión también genera que haya muchas cosas aún por hacerse, lo que no puedo dejar de ver como algo positivo. Hay muchas diferencias, pero no en cuanto a la calidad del trabajo. Pasa más bien por el lado legal o económico de la profesión, temas relacionados con derechos de autor, tabuladores en el medio editorial, que están mejor o más desarrollados en los países centrales”. INFLUENCIAS: “Mis influencias más claras vienen del comic. Siempre fui un lector de comics, desde chico, en mi casa, hubo comics. Luego tengo muchas influencias del cine, las películas de horror y ciencia ficción de los años ´50 , de la música, la lucha libre, del lugar donde vivo y un largo etcétera”. NUEVAS TECNOLOGIAS: “Quizá se haya perdido un poco el valor plástico de una obra, pero creo que se ganó más. Hoy es más fácil mostrar tu trabajo a todo el mundo, conocer el trabajo de otros colegas de cualquier parte del planeta, relacionarte con iguales más allá de tu ubicación geográfica. Es muy interesante ver por momentos que un ilustrador en Suiza, Tailandia o Sudáfrica tiene muchas más cosas en común con uno de lo que podríamos pensar”. CARACTERISTICAS DE SU TRABAJO: “Gráficamente quizá se trate del uso de la línea y del color, pero me gusta pensar que también es una forma de ver determinados temas, cierto humor con el que veo las cosas. En realidad no me gusta detenerme demasiado a analizarlo o razonarlo, quizá por temor a que pierda alguna frescura, ¡si es que la tiene!”.


Compartir.

Dejar un Comentario