COREA DEL NORTE: LO BIZARRO

0

Hace semanas que vengo hipnotizado por el Tumblr de Kim Jong-un, el líder de Corea del Norte. Para no crear falsas expectativas: es parte de la majestuosa propaganda del supremo jefe del Partido del Trabajo de Corea del Norte. Y si bien es lo más parecido a una bitácora del soberano, no hay rastros de humor ni de ironía ni nada que ofenda su bendito poder, por lo menos en los papeles. No obstante, y como era de esperar, circulan varios tumblr que toman en broma las características físicas del endemoniado presidente de la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte, o se burlan de sus acérrimas posiciones políticas.
Sin embargo, en kimjongunlookingatthings.tumblr.com/ nada de esto ocurre. La risa la ponemos nosotros. Los herederos de los Robert Crumb, Woody Allen y Hunter S. Thompson del mundo. Es nuestra mirada bizarra y ácida la que no puede dejar pasar cada uno de los posteos con que la KCNA –la agencia estatal de noticias– nos pone al día de las actividades en que se involucra el presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo. Con una periodicidad semanal, cada imagen viene acompañada por un comentario que no varía en su encabezado: “Looking at” (algo así, en este caso, como “prestando atención” o “mirando hacia”).
¿Qué observa allá a lo lejos el mariscal de la República Popular Democrática de Corea del Norte, a qué cosas terrenales les presta atención? Por lo pronto, una mesa con las vajillas preparadas para que los pequeños tomen un té. La sonrisa resplandeciente mientras no le quita ojo a la manufactura de unos frascos de lubricantes. Arriba de la escotilla de un submarino, o delante del mostrador de una pastelería, orgulloso y con los brazos cruzados. Un comandante supremo del Ejército Popular de Corea del Norte que vota y otro que levanta la pierna en un gimnasio, aunque no esté practicando deporte alguno, básicamente porque está vestido con un pesado abrigo.
Cada una de estas imágenes que cada siete días se incorpora al mundo virtual parece venir del espacio exterior o de un mundo paralelo, donde reluce el orden y la felicidad resplandece como el sol. Una maquinaria obvia y hasta ingenua de cualquier régimen que se precie, me dirán. Lo sintomático en cuanto al tumblr del bautizado por la prensa de su país Yŏngmyŏng-han Tongji (영명한 동지), traducible como “brillante camarada”, es el costado pop que exuda. Como si Kim estuviese siempre en pose, rodeado por una escenografía de cartón o saturada de colores pastel.
Para que The Kim Show no decaiga, el líder supremo siempre está rodeado por un séquito: provoca ternura y también terror reconocer esa apoteosis del súbdito, enarbolando una pequeña libreta sobre la que aparenta tomar notas de las elucubraciones del supremo. Convengamos que Kim estuvo alejado de la palestra pública desde el 3 de septiembre al 13 de octubre, y que se urdieron y tejieron miles de suposiciones sobre el significado de tanta ausencia: golpe de Estado, problemas irreversibles de salud –su padre y abuelo murieron de gota, enfermedad hereditaria–, y más habladurías.
Kim es un hombre de 32 años, regordete, propenso a la sonrisa bobalicona. Cuando reapareció, lo hizo conducido por un bastón; un gesto bastante irreverente para la modalidad cultural norcoreana, que tiene al gran conductor como un dios en mayúsculas. Portar un bastón es casi como mostrar debilidad… No olvidemos todos los títulos que le han concedido (mucha mayúscula, como corresponde): Líder Supremo, Jefe del Partido del Trabajo de Corea, Brillante Camarada, Presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo, Primer Presidente de la Comisión Nacional de Defensa, Mariscal de la República Popular Democrática de Corea del Norte, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea del Norte.
En este desatado culto a la personalidad, la gota que rebalsó el vaso en su alharaca kitsch fue la foto difundida por la KCNA a principios de noviembre en la que vemos al santísimo líder en la habitación rosada de un orfanato… fumando. Un cigarrillo humeante en su mano derecha, y la expresión en su rostro de estar contándoles a sus fieles esbirros –las pequeñas libretas siempre prestas– lo mal que le cayó anoche… el sushi. Aunque lo más curioso y lo más imponderable –¿cómo es que se les escapó eso a los agentes de comunicación del régimen?– es que detrás del líder supremo, al costado de la imagen, en un rincón de la habitación rosada del orfanato en la que Kim fuma como si nada, observamos la hilarante disposición de un gato y un perro de peluche, que se ven en una posición poca ortodoxa.
Que nos sea leve.

COREA DEL NORTE: LO BIZARRO el noviembre 25, 2014 Calificado 4.9 de 5

Compartir.

Dejar un Comentario