DAN AUERBACH: LAS CINCO CANCIONES QUE CAMBIARON MI VIDA

0

Desde principios de septiembre vienen llevando a cabo una agotadora gira por todo Estados Unidos, presentando en sociedad su último álbum, el atmosférico y con tintes psicodélicos Turn Blue. Cuando concluyan finalmente con su itinerario a lo largo y ancho del país –el 21 de diciembre en Kansas–, serán 49 las fechas que los tuvieron como protagonistas de una gran fiesta de rock. Ellos son The Black Keys, el dúo conformado por Dan Auerbach –cantante y guitarrista, primo del ya fallecido Robert Quine– y Ralph Carney –baterista, sobrino del saxofonista Ralph Carney, miembro fundamental del rock underground de Akron en los 70–, que ha hecho renacer de las cenizas un estigmatizado sonido rockero con ínfulas de blues.
Y pese a su agitada agenda, el grupo ya está pensando en meterse en un estudio de grabación a darle forma a un nuevo álbum. Sí, así como lo leen. En las últimas semanas Carney declaró que estaban preparados para hacer otro disco desde el momento en que salió Turn Blue y que “probablemente” entrarán a un estudio en enero próximo, justo luego de finalizar un extenuante tour mundial.
Increíble pero real. Dos álbumes en dos años, algo así como lo ocurrido entre Brothers (2010) y El Camino (2011). Es que según ellos, las giras no son su prioridad. Entre las sorpresas que vienen desplegando en sus conciertos, está la emotiva versión de un clásico de los años 90, A Girl Like You, del británico Edwyn Collins. Aquí las cinco canciones que le cambiaron la vida a su cantante, encargado de las producciones del dúo junto al inefable Danger Mouse.

Dearest – Mickey & Sylvia (1957)
Es una pena que la historia de la música haya subvalorado a Mickey Baker. Fue uno de los guitarristas más versátiles y prolíficos de su época. Esta canción me sigue emocionando.

Heart Full Of Love – The Invincibles (1965)
Es mi canción favorita de soul de todos los tiempos. Es perfecta. Fue un gran hit en 1965 y la hacía un trío vocal de Los Angeles, que no duró mucho. Hicieron sólo dos discos.

I Love You More Than You’ll Ever Know – Blood, Sweat & Tears (1968)
Podría ser una canción de Isaac Hayes, pero con una guitarra un poco blusera por delante. Es muy cool. En ese momento, al grupo lo lideraba un genio como el tecladista Al Kooper.

Shot Down – The Sonics (1965)
Una excelente canción, producto de uno de los grupos precursores del punk rock. Y que nunca fue superada por ninguna de las bandas punks. The Sonics eran ruidosos, crudos y brutales.

Your Body, Not Your Soul – Cuby and the Blizzards (1966)
Soy muy fan de las canciones enérgicas. Esta es una de ellas. Y es producto del talento de unos muchachos completamente dementes. Ellos eran un grupo holandés de R&B y blues rock.


Compartir.

Dejar un Comentario