ENRIQUE IGLESIAS: VIVIR Y DEJAR VIVIR

0

Luego de una extensa gira mundial con Insomniac –que lo llevó a países como Siria y Turquía, además del continente europeo–, el cantante planea presentar en vivo en Latinoamérica un nuevo álbum que reúne sus canciones número uno en español y que estará en las tiendas a fin de mes. Amigable y relajado, Iglesias habla del placer de conocer distintos públicos, de su experiencia televisiva y da su parecer acerca de la situación de la comunidad hispana que vive en Estados Unidos.

Texto: Nancy Giampaolo / Fotos: Alan Silfen

Cantante Enrique Iglesias

Enrique Iglesias.

Podría jactarse de tener en su haber 17 canciones que alcanzaron el primer lugar en el Billboard Latino, pero no lo hace. Podría atribuirse algún mérito en la irrupción de la música cantada en castellano dentro del mercado anglo, pero tampoco. Enrique Iglesias dice que lo suyo “fue tener una canción que guste en el momento adecuado”. El cantante capaz de convocar a una multitud de fanáticos en casi todo el mundo, se muestra como un hombre sencillo que ha tenido buena suerte. “La aceptación de la música hispana aquí ya existía antes de mi aparición, porque hay millones de latinos en este país y la infl uencia ya era demasiado grande cuando yo empecé. Es algo que ha ido creciendo, pero aun así, no estamos ni a un cuarto del camino; todavía queda muchísimo por recorrer”, reflexiona Iglesias. Con sólo 32 años, el joven que comenzó su carrera en 1995 con un álbum grabado en español –y que vendió más de un millón de copias durante los tres primeros meses–, lanza por estos días un disco que incluye sus 17 éxitos entre los que figuran Enamorado por primera vez, Mentiroso y Héroe, y dos nuevas canciones. “Me siento muy orgulloso del álbum en su totalidad, pero lo que más me entusiasma son las dos canciones inéditas que hay dentro de él, estoy muy satisfecho con ellas”, afirma con el rasgo humilde que sostendrá a lo largo de toda la entrevista. Este nuevo material incluye dos formatos, CD con 14 temas y CD+DVD con 19 canciones, ocho videos y una entrevista con detalles sobre la carrera del cantante desde sus inicios. Poco después de culminar una exitosa gira mundial con su disco anterior, Insomniac, el hijo de Julio Iglesias ya planea nuevos conciertos desde abril por Latinoamérica, España y las principales ciudades del país; y asegura no padecer demasiado las exigencias: “He estado un poco agotado después del tour porque lo combiné con promoción y eso me ha cansado un poco. Sin embargo, estar en el escenario y cantar frente al público me seduce. Así es que en este 2008 planeo salir de gira con el nuevo disco. La idea es ir a América Latina, algunos países de Europa y varias ciudades de Estados Unidos. Sigo pensando que el público latino es el mejor para recibirme, sin duda. Aunque haya también en otros sitios públicos muy buenos.”

ALMA MAGAZINE: Dices que “aún no estamos ni a un cuarto del camino”. ¿Piensas que la comunidad hispana de Estados Unidos está bien representada dentro del gobierno actual?

ENRIQUE IGLESIAS: No. Lamentablemente hay mucha gente hispana que no está para nada satisfecha; no obstante queda una gran cantidad de cosas por arreglar. La política me importa como a cualquier ciudadano, es algo que me interesa y sé que es importante, pero no suelo discutir mucho sobre ella. Sin embargo, entiendo que hay mucho por hacer.

“La aceptación de la música hispana aquí ya existía antes de mi aparición, porque hay millones de latinos en este país y la influencia ya era demasiado grande cuando yo empecé. Es algo que ha ido creciendo, pero aun así, no estamos ni a un cuarto del camino; todavía queda muchísimo por recorrer.”

AM: ¿Cuáles crees que son las cosas que deberían cambiar?

E.I.: En principio, debemos tener una mentalidad de unión en general. Cada país de América cuenta con sus prioridades y sus conflictos, pero los que vivimos en Estados Unidos tenemos que vernos como hermanos latinos y apoyarnos. Francamente no soy quién para apuntar lo que se debe cambiar o no, pero estoy convencido de que la transformación empieza por la educación y la salud. El futuro de todo y de todos son los niños, corresponde entonces que estén informados para que puedan generar un cambio el día de mañana. Además, hay que desarrollar una consciencia por el futuro del planeta, por el calentamiento global y también por respetar el derecho a lo ajeno. La piratería está acabando con muchas industrias, no sólo ha lastimado la música, sino también al cine y a la moda. En fin, creo que hay que poner mano dura y luchar por ser más honrados cada día.

Aunque reside en Miami, Iglesias pasa gran parte del tiempo viajando por distintos lugares del mundo gracias a su actividad, una circunstancia que parece gustarle mucho y por la cual se muestra agradecido. Durante el año pasado tuvo participaciones estelares en el Live Earth en Alemania, el Summer Fest de MTV y el FestivalBar en Italia, aparte de presentarse con su disco Insomniac en países tan disímiles como Francia y Siria. “En este país el público fue genial, me lo pasé muy bien. En verdad me atrae ir a sitios que nunca he visitado, justamente porque no sabes con lo que te puedes encontrar. Y me gusta, principalmente, descubrir un público que nunca has visto”, asegura.

AM: ¿Recuerdas alguna experiencia que se destaque por sobre las demás?

E.I.: He ido a sitios que te sorprenden, como la India, donde te subes al escenario sin esperar un recibimiento tan enérgico. India me ha marcado especialmente porque me encantó el país y el recibimiento fue muy impresionante. El público era gracioso porque se conformaba por un 80% de hombres. Era una explanada con 50 mil personas y 40 mil eran hombres; no es algo que pase siempre. Es que Enrique está tan acostumbrado al asedio femenino como al de la prensa, pero no parece sufrir en lo más mínimo por ello. “Con la prensa nunca he tenido problemas. No es un sacrificio lidiar con los periodistas, nunca me han hecho nada malo. De vez en cuando, a lo mejor, te molestan, pero son tonterías. Por ese lado no me puedo quejar. Alguna vez que otra me he sentido invadido, aunque es un precio muy pequeño en comparación con la recompensa”, relata.

“Soy un chaval muy sensible, en comunión con mis sentidos y con todo lo que me rodea. Eso del nacimiento de las canciones es como un viaje a la luna. Algunas te toman 20 minutos y otras toda una vida. Eso tiene que ver con tu estado de ánimo, con lo que estás viviendo en ese momento. A mí me inspira mucho el tiempo que paso a solas con mi soledad.”

AM: Te hemos visto en series de television como How I Met your mother y Two and a Half Men. ¿Cómo fueron esas experiencias actorales?, ¿las repetirías?

E.I.: Me gustaría seguir actuando con tal de que no afecte mi faceta musical. Repetiría la experiencia, sobre todo, cuando se trata de cosas que me gustan, no por el simple hecho de hacerlas. En el caso de Two and a Half Man es uno de mis programas favoritos, siempre quise actuar en él y fue un verdadero gusto concretarlo.

AM: ¿Y qué opinión tienes acerca de los papeles estereotipados que suelen ofrecerle a los actores hispanos?

E.I.: Sí, es algo que ocurre. En general los roles que les dan a los latinos son bastante redundantes y eso debería cambiar. Sin embargo, lo que me gustó en lo que hice para Two and a Half Man, es que si bien era un personaje que responde al estereotipo, tenía algo un poquillo burlón; estaba burlándose de sí mismo. La relación de Enrique con la pantalla también pasa por la participación en bandas sonoras de películas como la de Disney Step Up 2 The Streets, donde aporta el flamante single Push, y dice estar interesado. El cantante también disfruta del trabajo en conjunto con otros artistas. Así, se acercó al músico y compositor argentino Coti, con quien concibió ¿Donde están corazón?, uno de los dos temas inéditos del álbum que llega a las tiendas a fin de mes. “Coti me deslumbra, soy un fan de su música desde hace mucho. Me lo presentó Pelo Aprile, también de la Argentina, con quien trabajé en Universal. El fue quien me introdujo a la música de Coti en 2001, antes de que le empezara a ir tan bien. Y desde entonces me encanta y siempre quise trabajar con él. Seguí su carrera y hemos creado una amistad; y escribir con él para mí es un placer”.

Espanol Enrique Iglesias

Cantante Enrique Iglesias.

AM: ¿Qué tipo de música escuchas últimamente?

E.I.: Escucho de todo. En los últimos tiempos me ha dado por escuchar mucho a Creedence Clearwater Revival, un clásico; tengo el disco puesto constantemente. Pero voy por etapas. Cuando hay algo que me gusta lo escucho y lo repito mil veces. Después me harto y empiezo con otra cosa. No soy de ir de disco en disco. Si algo me gusta lo suelo escuchar infinitamente.

AM: ¿Reconoces influencias?

E.I.: Sí, aunque hayan tenido lugar inconscientemente. Hay artistas que me han marcado, que me han inspirado. No sólo ocurre con bandas que he escuchado cuando era niño. Ahora también al escuchar una canción que me gusta digo “Oh, ojalá hubiera escrito yo esa canción” y eso me empuja para meterme en el estudio a escribir una nueva.

AM: ¿Qué otras cosas te resultan inspiradoras?

E.I.: Pues no sé. Creo que soy un chaval muy sensible, en comunión con mis sentidos y con todo lo que me rodea. Eso del nacimiento de las canciones es como un viaje a la luna. Algunas te toman 20 minutos y otras toda una vida. Eso tiene que ver con tu estado de ánimo, con lo que estás viviendo en ese momento. A mí me inspira mucho el tiempo que paso a solas con mi soledad. Cuando saco mi hidroligero y me voy a volar… literalmente, es una sensación “wowww”, increíble. También el mar te llena de calma o te excita. El aire, el sol de Miami, ya sabes, estar con mis amigos o con mi novia. De cualquier circunstancia puede nacer ese milagro que se traduce en éxito.

AM: ¿Cuánto hay de autobiográfico en lo que escribes?

E.I.: Pues diría que 50 y 50, no todo tiene que ver conmigo. Ya te lo dije, soy gente de afectos, de amigos, de compartir o también de aislarme y estar solo y de ambas situaciones trato de extraer lo mejor. Intento buscar esa chispa y estar alerta a las historias de la gente, de mis fans, de mis amigos. Escribir canciones es una gran responsabilidad: tienes el reto de llevar un mensaje y tratar de conectar con cientos de almas distintas. Por eso se siente tan bonito cuando aceptan tu música y cuando cantan tus canciones contigo en un concierto.

AM: ¿Tienes ídolos?

E.I.: Sí. Cuando era un chaval, me fasciné con Bruce Springsteen. Recuerdo que era niño y fui a un concierto de él, y me sorprendió gratamente. Algo similar me sucedió con Michael Jackson. Cuando sacó Thriller no lo podía creer. Hay conciertos y artistas que me han marcado, los he visto y me han impresionado tanto que me han quedado grabados para siempre.


Compartir.

Dejar un Comentario