Alma Magazine.com
Lunes 23 de Mayo de 2011

Alemania

Merkel acelera el adiós nuclear


La canciller alemana, Angela Merkel, está decidida a acelerar el apagón nuclear ante el empuje electoral de los Verdes, que rebasaron ayer, 22 de mayo,  a su Unión Cristianodemócrata (CDU) en los comicios de Bremen y degradaron a su formación a la categoría de tercera fuerza.

"Adoptaremos decisiones rápidas y claras en materia energética", anunció la canciller, tras lamentar las últimas derrotas de su formación -en Bremen, el domingo, y en Baden Württemberg, el pasado marzo- y atribuir el auge de los Verdes a que éstos "se beneficiaron del debate nuclear, a raíz de la catástrofe de Fukushima (Japón)".

Merkel esquivó la pregunta de si ve posible una futura coalición entre la CDU y los Verdes (los sondeos dan por liquidada su actual alianza con los liberales), argumentó que ni siquiera se ha alcanzado la mitad de la actual legislatura y dijo que lo importante ahora es "adoptar las decisiones precisas en materia energética". Es decir, aprobar los plazos del adiós nuclear el 6 de junio y superar ese mismo mes el trámite parlamentario para que, según el calendario que se baraja, el último reactor quede apagado en 2022.

Con ello retomará el calendario que aprobó en 2000 el gobierno roji-verde de Gerhard Schröder, pero que ella revocó a finales de 2010, para verse obligada luego a dar marcha atrás a la decisión de prolongar la vida de los reactores bajo el impacto de Fukushima.

El norteño Bremen, el "Land" (estado federado) más pequeño del país, dio un nuevo toque de atención a la canciller. Los comicios del domingo se saldaron con un claro ascenso para la coalición regional entre socialdemócratas y Verdes -los primeros lograron el 38 %, un 1,3 % más que en 2007, mientras que los ecopacifistas se dispararon al 22,9 %, un aumento del 6,4 %. Por contra, la CDU de Merkel bajó casi cinco puntos para quedar en un 20,6 % y sus socios en Berlín, el Partido Liberal (FDP), se hundieron en un 2,9 %, frente al 6 % de 2007.

Para la CDU fue un golpe verse relegada al tercer puesto, por primera vez en su historia, por detrás de un partido que se despegó de la etiqueta de "minoritario" en Baden-Württemberg (sur de Alemania), en marzo. Ahí, el golpe para la CDU fue doble, ya que quedó apeada del gobierno tras 60 años de dominio en el estado federado más próspero del país y encima tuvo que ver cómo el liderazgo pasaba, también por primera vez en la historia de un "Land", a un verde, Winfried Kretschmann.

El auge ecopacifista preocupa a las grandes formaciones -no sólo a la CDU, sino también al socialdemócrata SPD- y deja aún más en evidencia la debilidad del socio de Merkel en Berlín, el FDP. Éste pasó ayer en Bremen a extraparlamentario con un porcentaje propio de una formación marginal, no del socio del Ejecutivo federal.

La caída del FDP empezó a fraguarse al convertirse en socio de Merkel en 2009, tras la primera legislatura de la canciller en gran coalición con el SPD. Con el maratón de comicios regionales de este 2011, en el que se renuevan los parlamentos de siete de los dieciséis "Länder", la situación se ha convertido en dramática para los liberales. El nuevo presidente del partido, el ministro de Economía Philipp Rösler, admitió hoy, una semana después de su elección como líder del FDP, que la formación tardará en recuperar la posición perdida.

Tras las elecciones de Bremen, las quintas del año, se abre una tregua de cuatro meses hasta llegar en septiembre a los comicios de Mecklenburgo-Antepomerania (este), la circunscripción de Merkel, y en Berlín, ahora gobernada en coalición por el SPD y La Izquierda. Las elecciones en la capital coincidirán con la mitad de la actual legislatura. Los ecopacifistas aspiran ahí a consolidar su emergencia y arrebatar la capital a los socialdemócratas, lo que definitivamente rompería el tradicional reparto entre fuerzas mayoritarias y minoritarias del espectro alemán.


Fuente: EFE


Calificar artículo

54 Votos

Espacio de lectores Deje su comentario

Seguir los comentarios por email.