Alma Magazine.com
Lunes 9 de Noviembre de 2009

El Muro de Berlín

La caída

por Ramesh Jaura / Fotos: Peter Turnley / David Brauchli / Str Old / Regis Bossu

La noche del 9 de noviembre de 1989 caía el Muro de Berlín. Habían pasado casi tres décadas de aquella mañana del 13 de agosto de 1961, cuando los berlineses del este y el oeste amanecieron separados de sus familias, amigos y puestos de trabajo por una maraña de alambre de púas. A los pocos días se fue transformando en un muro de más de cien kilómetros de largo, con trescientas torres de vigilancia en las que soldados apostados tenían órdenes de disparar a matar contra cualquiera que tratara de superarlo. Pocos se hubieran aventurado a pronosticar entonces que aquel muro se mantendría erguido durante veintiocho años, hasta 1989. Símbolo y concreción de la división del mundo de posguerra, este mes se cumplen dos décadas de su caída.

Veinte años después de la caída del muro de Berlín, la humanidad continúa discutiendo qué ocurrió realmente entonces. Y otro debate crucial sigue sin resolverse: cuáles fueron las consecuencias de esa página de la Historia. La demolición no fue, por cierto, respuesta del pueblo berlinés al discurso pronunciado el 12 de junio de 1987 por el entonces presidente estadounidense Ronald Reagan, al cumplirse 750 años de la fundación de la ciudad. Pero muchos creen que sus palabras marcaron el principio del fin de la Guerra Fría y de los regímenes comunistas.


“Les damos la bienvenida al cambio y a la apertura. Creemos que la libertad y la seguridad van juntos y que el avance de la libertad humana sólo puede fortalecer la causa de la paz mundial”, dijo Reagan en la Puerta de Brandenburgo, muy cerca del muro. A continuación, se dirigió al entonces secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov: “Si busca la paz, si busca la prosperidad para Europa oriental y para la Unión Soviética, si busca la liberalización, ¡abra esta puerta! Señor Gorbachov, ¡tire este muro!”


Sus palabras pudieron escucharse en la zona oriental de la ciudad, controlada por la comunista República Democrática Alemana. Gorbachov se convirtió en el presidente del Soviet Supremo –jefe de Estado soviético– en octubre de 1988. Desde allí intentó reformar su estancado partido y la economía de su país invocando los principios de “glasnost” (apertura), “Perestroika” (reestructura), “demokratizatsiya” (democratización) y “uskoreniye” (aceleración del desarrollo económico), ya proclamados en 1985, en el Congreso del Partido Comunista.


Gorbachov no hizo una evaluación definitiva sobre esos valores en la última conferencia de The World Political Forum (Foro Político Mundial, WPF), organización que él mismo fundó y preside. De hecho, ni siquiera participó en la reunión, por “razones personales”. Pero mientras transcurría la conferencia en la localidad italiana de Bosco Marengo, los días 9 y 10 del mes pasado, él mismo afirmó a varios medios de prensa que no se arrepiente de lo que hizo en nombre de la paz a nivel planetario y del bienestar del pueblo ruso. Los académicos, diplomáticos, altos funcionarios de gobiernos, representantes de la sociedad civil y ex estadistas que participaron en esta instancia, celebrada bajo la consigna “Veinte años después: Los mundos más allá del muro”, coincidieron en que la cuestión es bastante complicada.


Gorbachov fundó el WPF con la intención de afianzar vínculos entre políticos, científicos y líderes culturales y religiosos de todo el mundo. Este foro sugiere soluciones a los problemas de la globalización, entre otros muchos que afectan hoy a la humanidad. Los participantes de la reunión en Basco Marengo coincidieron en que para que cayera el muro debió darse una peculiar combinación: la existencia de un pujante movimiento popular en Alemania oriental y la anulación de la orden permanente, impartida a medio millón de soldados soviéticos allí apostados, de aplastar toda oposición al régimen comunista en Berlín oriental.


Sin embargo, el Foro en Italia le prestó más atención a los muros que se levantaron desde entonces. “Apenas cayó un muro. Hay muchos otros visibles (como el que se construye entre Estados Unidos y México) e invisibles: ideológicos, económicos y raciales”, dijo el escritor y pacifista francés Marek Halter, nacido entre otros muros reales: los del gueto de Varsovia, el mayor de los existentes en la Europa ocupada por el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial. Los muros no son sólo restrictivos, sugiere Halter, sino también reveladores de la estrechez mental y de la perversión de quienes los erigen.


La escritora, dirigente y activista política Aminata Traoré, de Malí, se refirió a los “muros del PIB”, que sirven para aislar grupos de países sobre la base de su producto interno bruto (PIB) y del valor de mercado de sus bienes y servicios. La construcción de estos “muros del PIB” suele ser acompañada, en cierto sentido, por mercados abiertos, lo cual benefició a las compañías multinacionales y causó desempleo, analfabetismo, pobreza y muerte, señaló la ministra de Cultura y Turismo de Mali entre 1997 y 2000 y luego coordinadora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). “El Banco Mundial debería ser llamado a responsabilidad”, dijo Traoré.


Por su parte, el historiador británico Eric Hobsbawm consideró que “el socialismo fracasó” y “el capitalismo está en bancarrota”. La pregunta es qué vendrá a continuación. “Hemos vivido dos intentos prácticos de alcanzar el capitalismo y el socialismo en sus formas más puras: la economía planificada centralmente desde el Estado de tipo soviético y la economía totalmente irrestricta e incontrolada del capitalismo”, explicó Hobsbawm. Paradójicamente, agregó, la economía centralizada fracasó en los años 80, pero la economía capitalista “se demolió delante de nuestros ojos” medio siglo antes, en la crisis de los años 30: “Y la crisis actual es, en cierto modo, peor que la de los 30. No sabemos aún cuán grave es la actual crisis y cuánto durarán sus consecuencias, pero ésta marca, por cierto, el fin del tipo de capitalismo de libre mercado que capturó al mundo y a los gobiernos después de (la ex primera ministra británica Margaret) Thatcher y del presidente Reagan”.


Por su parte, el vicepresidente del Instituto Chino de Estrategia y Management, Jianmin Wu, dijo no compartir este “escenario bastante pesimista”. Asia, en general, y China, en particular, lograron avances económicos considerables por alianzas con Europa y Estados Unidos. De todos modos, Jianmin no comparte la idea de que éste será el “siglo asiático”, como el siglo XX fue de Estados Unidos y el XIX, de Europa. El experto espera que éste sea “el siglo de la Humanidad”.




Las últimas horas


El 9 de noviembre de 1989 cambió el curso de la historia. Así fueron las últimas horas antes de la caída del Muro de Berlín.


21.30 horas
Pocas horas luego de las primeras noticias sobre la apertura de la frontera, cada vez más berlineses se acercan a los cruces. La primera gran concentración de gente –entre quinientas y mil personas– espera en el cruce de la calle Bornholmer Straße.


22.42 horas

El telediario germanooccidental Tagesthemen informa: la frontera entre las dos Alemanias está abierta. Como muchos berlineses orientales miran televisión occidental, comienza un éxodo masivo hacia el Muro.


23.30 horas
Miles de personas se hallan ya junto al cruce de frontera de la calle Bornholmer Straße y exigen que se abra.


24.00 horas
Todos los cruces de Berlín están abiertos. La gente baila sobre el Muro hasta el amanecer.




Algunas postales de 1989


*George Bush padre asumía como presidente de Estados Unidos.
*Salman Rushdie pasaba a la clandestinidad después de la fatwa iraní.
*El 4 de junio se sucedieron tres hechos significativos. El desenlace sangriento de las protestas de la Plaza Tiananmen; el fallecimiento del clérigo revolucionario de Irán, el ayatolá Ruhola Jomeini; y las elecciones en Polonia: en septiembre, el parlamento otorgó su confianza al gabinete propuesto por Tadeusz Mazowiecki, primer gobierno no comunista desde la Segunda Guerra Mundial.
*El Dalái Lama, líder religioso y político tibetano, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz.
*Los gobernantes húngaros publicaron un plan de abdicación.
*En agosto, las repúblicas del Báltico de la Unión Soviética empezaron a exigir su independencia.
*En noviembre, Erich Honecker, de Alemania Oriental, fue derrocado.
*El 9 de noviembre se abrió el Muro de Berlín.
*Al día siguiente, en Bulgaria un golpe palaciego derrocó a Todor Zhivkov, el líder del partido.
*El 28 de noviembre capituló el régimen comunista checoeslovaco.
*El 25 de diciembre, Nicolae Ceauşescu, presidente de Rumania, fue ejecutado junto a su mujer por un grupo de soldados, tras una condena a muerte decretada por una corte marcial.
*Tres días antes de finalizar el año, la Asamblea Federal de Checoslovaquia eligió unánimemente al dramaturgo Vaclav Havel nuevo presidente del país.

Calificar artículo

5 Votos

Espacio de lectores Deje su comentario

Seguir los comentarios por email.