Alma Magazine.com
Medicina Estética y Cirugía Plástica - La evolución de la belleza

Medicina Estética y Cirugía Plástica

La evolución de la belleza

Lunes 20 de Abril de 2009

Living Apart Together

Estar juntos, vivir separados

Una nueva modalidad para quienes aún no consideran que convivir 100% con la pareja o casarse con ella sean opciones confortables.

Living Apart Together - Estar juntos, vivir separados

Sigue siendo la meca de las relaciones la etapa de la convivencia? Las personas que elijen vivir en pareja, pero en casas separadas, dicen que se trata de disfrutar de la individualidad y no renunciar a los gustos personales como pago por hacerle un lugar a alguien en el corazón.

 

Como alternativa, desde hace años se consolida en diferentes países una forma de relación que permite mantener y desarrollar el amor sin el mar de paraísos e infiernos de la convivencia. Se llaman LAT Living Appart Toguether, que significa estar juntos, vivir separados, y está dando magníficos resultados a muchos adultos que quieren tener una relación sentimental y seguir siendo “impares”.

 

Francisco, 46 años y cuatro de ellos en relación con Alicia, dice que “No sabía que se llamara así, nosotros lo decidimos porque veíamos que queríamos compartir mucho, pero ninguno de los dos estaba dispuesto a perder cierta independencia”. Alicia (43 años) recuerda que al comienzo, “me sentía rara, no por mí, sino porque mis amigas no lo entendían, decían que Francisco no quería comprometerse, que en realidad no nos queríamos, que les parecía todo muy frío. Y nada más alejado de la realidad. Todavía seguimos durmiendo juntos muchas noches a la semana, pero no porque sea la única opción, sino porque nos apetece”, declaran en un artículo de la Revista Impar (publicación madrileña dedicada principalmente al tema de las personas sin pareja fija o estable).

 

Emparentado con esto ha surgido el movimiento llamado Just Women, que defiende las ventajas de que las mujeres, además de vivir lejos de sus parejas, compartan el hogar con personas de su mismo sexo en similar situación.

 

Como reflejo de estos tiempos, ahora una buena parte de la sociedad concibe a los modelos familiares como una variedad de elecciones posibles tan amplia como la libertad de las personas. Quizá preferirían dormir bajo el mismo techo, pero lo que cuenta es que hayan elegido libremente. Y, de paso, han descubierto que este modelo puede ser enriquecedor y eterno sin que se resienta la salud de la pareja.

 

A veces, formar una pareja o un matrimonio, pero vivir separados, ni siquiera es una decisión voluntaria. Los motivos pueden ser muchos, pero uno de los más habituales es el trabajo. Y también sucede en el interior de las casas: según los constructores y arquitectos, proliferan los pedidos de habitaciones separadas, de rincones separados para dormir o de un ala de la casa para él y otra para ella.

 

Algunos números que vienen de Europa dicen que entre los adultos residentes en Francia de más de 15 años de edad, un 39,9% de los hombres y un 32,8% de las mujeres estaban solteros en 2006, es decir un 10% más que en 1980. Al mismo tiempo, sólo uno de cada dos hombres y un 46% de las mujeres estaban casados el año pasado, frente a un 65% y un 60% respectivamente en 1980. Si bien el Censo no contabiliza este tipo de relaciones, según los datos para el 2006, en Estados Unidos habían 3.8 millones de parejas casadas -sin incluir las separadas- que, por razones que no se especifican, no vivían juntas.

 

El profesor David Popenoe, el co director del National Marriage Project de la Universidad de Rutgers, un centro de estudios sobre el casamiento y la familia, dijo que inclusive por la clara evidencia fragmentaria, "por las anécdotas que se saben o por la significativa tendencia europea en la vida familiar, también este modo de relacionarse está en aumento en Estados Unidos".

 

Aunque este “nuevo” tipo de pareja no garantiza la duración eterna del amor, pareciera una certeza entre los adeptos que mantiene viva buena parte de esa llama inicial del enamoramiento y que, a veces, amenaza diluir la convivencia.

Calificar artículo

121 Votos

Espacio de lectores Deje su comentario

Seguir los comentarios por email.