JACKSON POLLOCK: SALPICADURAS NEGRAS

0

Fue uno de los artistas más influyentes del siglo XX. Es el referente máximo e indiscutido del expresionismo abstracto, y su obra se caracteriza por las salpicaduras y técnicas que eran desconocidas hasta ese momento, y que pretendían exteriorizar el subconsciente a través del arte. A casi 60 años de su muerte, la vigencia y actualidad de Jackson Pollock es apabullante. En el MoMA se exhibe hasta mediados de marzo de 2016 Jackson Pollock: A Collection Survey, 1934–1954; mientras que en el Dallas Museum of Art se puede visitar Jackson Pollock: Blind Spots, una muestra que revela un costado ignorado de su obra. Además, este año llegó a las librerías Dinner with Jackson Pollock, un lujoso tomo que recupera las recetas que solían cocinar el artista y su esposa, Lee Krasner.

Texto: Florencia Rolón / Fotos: Gentileza Dallas Museum of Art

Desde el 20 de noviembre pasado, el Dallas Museum of Art (DMA) presenta lo que los especialistas han bautizado una exposición “única en la vida”: la colección más grande de pinturas negras de Jackson Pollock jamás reunida. Esta exhibición incluye muchas obras que no han sido expuestas por más de 50 años, y revela varias pinturas que se creían perdidas. Jackson Pollock: Blind Spots ofrece un nuevo análisis de este período poco estudiado en la trayectoria del artista: la etapa que corresponde a sus últimos años de vida.

“Yo no pinto, yo libero a la pintura, cuando el cuadro me habla no siento miedo de arruinarlo o de poner una gota en el lugar incorrecto. Es cuando no lo oigo (al cuadro) que se arruina”, la frase pinta a cuerpo entero a un artista tan intransigente como Pollock, uno de los pintores estadounidenses más influyentes y provocadores del siglo XX. Su trabajo supuso una gran contribución al arte abstracto. Pollock es célebre por ser pionero del action painting, cuyo proceso de trabajo consistía en gotear pintura sobre lienzos colocados horizontalmente sobre el suelo del estudio.

Las piezas que se exhiben en Blind Spots (Puntos ciegos) son de entre 1951 y 1953 y no han recibido demasiada atención. Dado que dejó de pintar en 1955, se hace referencia a la fase final de la obra de Pollock, cuando se consagró a las que se conocen como “salpicaduras negras”. El artista las había mostrado por primera vez en público en 1951 en una galería de Nueva York y fueron recibidas con tajante frialdad por los mismos que alabaron el multicolorido trabajo anterior de Pollock. Es más, no vendió ninguno de los lienzos.

En 1965, el reputado historiador de arte Michael Fried resaltó la novedad otra vez rupturista de Pollock y explicó que los vertidos negros, como también son conocidas las obras que componen Blind Spots –que estuvo colgada en la Tate de Liverpool un par de meses antes de desembarcar en Dallas–, lo situaron “al borde de un tipo de pintura totalmente nueva y diferente, de prácticamente ilimitado potencial”.

Lo peculiar de Blind Spots es que se trata de obras de esmalte negro y óleo de gran intensidad cinética y sin ninguna concesión al colorismo decorativo de la etapa más aplaudida por el gusto colectivo. Lucen como explosiones desesperadas a través de trazos arrojados, salpicados y extendidos sobre las telas, que por primera vez en la trayectoria de Pollock representan, aunque de modo abstracto, rostros y formas humanas, un contenido por el que nunca se había interesado.

Las pinturas que se pueden ver hasta el 20 de marzo de 2016 en el DMA se presentan junto a obras y grabados de la misma época, que se consideran como su producción más importante como dibujante. También se expone una serie de esculturas prácticamente desconocidas y muy pocas veces exhibidas. Blind Spots se completa con una pequeña selección de obras míticas de entre 1947 y 1950, cuando la pintura de goteo estaba en su esplendor, entre ellas Summertime: Number 9A (1948) y Tiger (1949).

Jackson Pollock: Blind Spots se exhibe hasta el 20 de marzo de 2016 en Dallas Museum of Art, 1717 N. Harwood St., Dallas.

www.dma.org/

La muestra en el DMA estará abierta hasta el 20 de marzo 2016. Y anteriormente había estado expuesta en la Tate de Liverpool.

La muestra en el DMA estará abierta hasta el 20 de marzo 2016. Y anteriormente había estado expuesta en la Tate de Liverpool.

Blind Spots es la primera exposición en más de 30 años que explora los vertidos negros (o salpicaduras negras) del artista.

Blind Spots es la primera exposición en más de 30 años que explora los vertidos negros (o salpicaduras negras) del artista.

Sorprendente y desconocido. Blind Spots manifiesta nuevas revelaciones de los métodos radicales en la práctica de Pollock.

Sorprendente y desconocido. Blind Spots manifiesta nuevas revelaciones de los métodos radicales en la práctica de Pollock.

Fracaso en ventas. Cuando estos cuadros se expusieron por primera vez, en 1951, Pollock, no vendió ninguno.

Fracaso en ventas. Cuando estos cuadros se expusieron por primera vez, en 1951, Pollock, no vendió ninguno.

Poco después de pintarlos el solitario creador murió, a los 44 años, en un accidente de tráfico cuando conducía ebrio.

Poco después de pintarlos el solitario creador murió, a los 44 años, en un accidente de tráfico cuando conducía ebrio.

La muestra en el DMA estará abierta hasta el 20 de marzo 2016. Y anteriormente había estado expuesta en la Tate de Liverpool.

La muestra en el DMA estará abierta hasta el 20 de marzo 2016. Y anteriormente había estado expuesta en la Tate de Liverpool.


Compartir.

Dejar un Comentario