YO, ROBOT: LOS PROS Y LOS CONTRAS DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

0

Automóviles, aviones y trenes sin conductor, robots sexuales, máquinas que toman decisiones… No falta tanto para que eso suceda. Sin embargo, varios científicos de distintas universidades estadounidenses se muestran recelosos ante un mundo gobernado por la inteligencia artificial. El gran debate está relacionado con la posibilidad de que estos robots autónomos puedan dejar a media humanidad sin empleo en un futuro cercano.

Texto: Clarisa Montañeses / Fotos: Chris Collins / Benjamin Wyman

Couple Of Robot Waiters Show In Yiwu's RestaurantRecientemente, científicos de la American Association for the Advancement of Science, (AAAS) han alertado sobre el peligro que encierra la inteligencia artificial (IA) y la robótica con respecto al desempleo masivo que podrían ocasionar en un mediano plazo. Después de décadas de experimentos, de pruebas y errores, las máquinas inteligentes han llegado a tal punto de evolución que, en un tiempo no muy lejano, terminarán reemplazando a los seres humanos en todos los sectores de la actividad económica.

En los últimos años, la inteligencia artificial ha traspasado el marco del cine de ciencia ficción y del imaginario popular para ingresar definitivamente en el mundo real. Hasta no hace mucho, las máquinas se limitaban a procesar información y a realizar tareas automatizadas, pero eso actualmente está cambiando. “Las máquinas ya pueden ‘ver’ y ‘escuchar’ de la forma en que lo hacen los seres humanos y a operar de forma completamente autónoma”, afirmó Bart Selman, profesor de informática de la Universidad Cornell en Ithaca, Nueva York. “La sociedad necesita enfrentar este problema antes de que ocurra”, advirtió Moshe Vardi, profesor de la Universidad Rice en Houston, Texas. “Si las máquinas logran realizar cualquier trabajo que puede hacer un ser humano, ¿qué harán entonces los humanos?”, se preguntó el experto.

CHINA-ODDLYActualmente, compañías como Google, Facebook, Microsoft, IBM y muchas otras invierten millones de dólares al año en investigación en sistemas de inteligencia artificial. Sin embargo, los gobiernos, así como la sociedad en general, permanecen indiferentes a este fenómeno que podría modificar las relaciones laborales –y no sólo laborales– de todo el planeta. Los científicos, en cambio, están preocupados. “La mayoría de la gente cree que si las máquinas van a realizar nuestro trabajo, entonces tendremos más tiempo para esparcimiento y para hacer cosas que nos gustan. No creo que esto sea un futuro prometedor. El trabajo es imprescindible para el ser humano”, indicó Vardi.

Pero el desempleo no es la única amenaza que encerraría un hipotético mundo gobernado por la IA. Elon Musk, el físico y empresario sudafricano, cofundador de PayPal y creador del primer prototipo de automóvil eléctrico viable para producción industrial, aseguró que en un lapso de cinco años la inteligencia artificial comenzará a volverse peligrosa, ya que muchos aspectos relevantes como la seguridad, el control de tránsito y la conducción de vehículos estarán en manos de las máquinas, con el riesgo que eso comportaría.

The humanoid robot AILA (artificial intelligence lightweight android) operates a switchboard during a demonstration by the German research centre for artificial intelligence at the CeBit computer fair in HanoverAhora bien, no todos los científicos comparten la opinión de Musk con respecto al peligro para la seguridad que traería aparejado la IA. Moshe Vardi sostuvo que, en el caso particular de la conducción automatizada y de los automóviles sin conductor, los accidentes de tránsito se reducirán en un 90% o más, ya que las máquinas son mucho menos propensas a cometer errores que los seres humanos. Aunque en lo que todos parecen coincidir es que, indudablemente, la IA modificará el mundo laboral como lo hemos conocido. “Aproximadamente, el 10% de los empleos en Estados Unidos requieren la conducción de un vehículo, y esos empleos van a terminar desapareciendo. Es más, es difícil pensar algún empleo que en un mediano o largo plazo no termine siendo alcanzado por la robótica, incluido el de las trabajadoras sexuales. ¿Usted cree que no existirán algún día robots sexuales? Yo no”, concluyó Vardi.


Compartir.

Dejar un Comentario