MERCEDES-BENZ S-CLASS CABRIOLET: VOLVER AL FUTURO

0

Texto: Alex Gasquet

La última vez que Mercedes-Benz fabricó un convertible insignia fue hace 44 años. En1971, el célebre 280SE descapotable fue el rey absoluto de su tiempo; con una silueta majestuosa y un motor V8 de 230 hp y 3.5 litros. Hoy, ese gran descapotable de lujo tiene un sucesor espiritual en esta versión 2017 del Mercedes-Benz S-Class Cabriolet, presentado por primera vez en el Salón del Automóvil de Frankfurt de este año.

Construido sobre la plataforma del actual cupé de la Clase S, el nuevo S550 Cabriolet comparte los mismos motores con sus homólogos de techo duro. Se ofrecerá en dos variantes: S550 con motor V8 de 455 hp y el modelo AMG S63, con una potencia de 585 hp. En ambos casos llevarán un propulsor V8 bi-turbo, acoplado a una transmisión automática de siete o nueve cambios, respectivamente.

Una capota automática, tanto para el S550 como para el AMG S63, disponible en negro, beige, azul oscuro o rojo oscuro, puede abrir o cerrar en menos de 20 segundos cuando el vehículo se está moviendo a velocidades inferiores a 60 km/h. Cuando el techo está abierto, un deflector de viento integrado y extensible ayuda a mantener la cabina silenciosa y relajada. También provee un sistema de climatización inteligente que analiza temperatura, humedad y viento para hacer más confortable la marcha con techo abierto.

El nuevo Mercedes-Benz S-Class Cabriolet estará disponible en Estados Unidos a finales de la primavera. Un auto que vuelve renovado y distinguido para los amantes de los modelos más clásicos de la casa alemana.

Mercedes Cabrio

 

 


 

 


Compartir.

Dejar un Comentario