MIAMI: COSMOPOLITA Y ECLÉTICA

0

Los números arrojados por el U.S. Census Bureau permiten hacer una radiografía social de la población de Miami. Cosmopolita y ecléctica, la ciudad se ha conformado como un crisol cultural único en el mundo.

Texto: Angeles Couto

No es una novedad que prácticamente todo habitante de Miami ha llegado debido a migraciones externas e internas. Tampoco es una novedad que la mayoría de ellos proviene del Caribe y Sudamérica. Pero el análisis debe exceder el mero dato estadístico y convertirse en herramienta de análisis social, para entender mejor el lugar donde vivimos.

El U.S. Census Bureau reveló que, entre 2009 y 2013, más de 40 mil personas provenientes de Latinoamérica llegaron cada año a Miami. De ese total, más de 27 mil arribó desde el Caribe y cerca de 15 mil lo hicieron desde América del Sur. Como también es fácil de imaginar, la mayor parte de los inmigrantes son cubanos, lo cual establece una diferencia crucial con el resto de Estados Unidos, donde los números indican una preponderancia de ciudadanos mexicanos.

“Muchas ciudades estadounidenses son configuradas por los lazos con otras partes del mundo”, reportaron Christopher Ingraham y Emily Badger, del periódico The Washington Post. “Los datos del censo pueden revelar el comportamiento y la variedad de las conexiones internacionales. Washington tiene su comunidad etíope, Chicago sus barrios mexicanos y Miami sus vínculos con Cuba”, ejemplificaron.

En lo que respecta a las migraciones asiáticas y africanas, también se advierte cierta discociación entre lo que sucede en Miami y la media a nivel nacional. Apenas un 9% de la población que recaló a Miami en el período estudiado lo hizo desde Asia y menos del 1% lo hizo desde Africa, a diferencia, por ejemplo, del 15% que recibió Washington D.C.

Ahora bien, la consititución demográfica de Miami también se nutre de un rico flujo de migraciones internas, especialmente de Nueva York (llegan 22 mil habitantes por año) seguido por Atlanta (poco más de 4 mil). Si tenemos en cuenta que las migraciones desde Miami hacia ambas ciudades suman en total 17 mil habitantes, el balance pone de manifiesto, una vez más, el carácter hospitalario de la península.

Miami se nutre de sus flamantes pobladores pero también les provee a ellos de nuevas oportunidades. Y en ese intercambio reside gran parte de su encanto.


Compartir.

Dejar un Comentario