OCEAN DRIVE: RUIDOS MOLESTOS

0

A raíz de las denuncias y quejas de los vecinos, se restringirá la venta de bebidas alcohólicas en bares y clubes de Ocean Drive. El alcalde de Miami Beach quiere limitar el horario de expendio para que la calle no se transforme “en un símbolo de declinación y decadencia”.

Texto: Clarisa Montañeses / Fotos: Francisco Gómez

 Ocean Drive nightlifeDespués de una serie de episodios que incluyeron una violación, robos, disturbios y ruidos molestos, el alcalde de Miami Beach, Philip Levine, propuso prohibir la venta de bebidas alcohólicas luego de las 2 am en Ocean Drive, entre las calles 5 y 15. Según informó a través de un correo electrónico, la medida no alcanzaría a los bares y clubes que se encuentran dentro –o en las adyacencias– de los hoteles. El año pasado, por los mismos motivos, ya se había restringido el expendio de alcohol entre las 2 y las 8 am en los bares con mesas en la calle.

Para Levine, la situación se ha vuelto inaceptable para la gente que habita en la zona así como para los turistas que están de visita, que incluso ya ni circulan por la zona. “No dejemos que esta calle maravillosa, que es símbolo del renacimiento de nuestra ciudad, se convierta ahora en un símbolo de declinación y decadencia”, sentenció Levine. La propuesta del alcalde llega después de la polémica que se desató a raíz del anuncio de la apertura en Ocean Drive de una franquicia del club de striptease King of Diamonds, cuyo propietario es el rapero Akinyele Adams.

Ocean Drive PartyPor su parte, David Wallack, dueño de Mango’s Tropical Cafe, señaló que los ruidos y disturbios callejeros no son responsabilidad de los bares de Ocean Drive sino de la policía, que no realiza bien su trabajo. “El problema se encuentra en las calles, no dentro de los bares, y si está en las calles, eso es responsabilidad de la policía. Si uno se pasea por Ocean Drive, no ve un carnaval, ve gente sentada, bebiendo y conversando, pasando un buen momento. Nuestros clientes no son criminales”, aseguró. Para Wallack, ningún propietario de bar en Ocean Drive está contento con la medida, y que si la ordenanza llega a concretarse, cientos de personas se quedarán sin trabajo.

Sin embargo, las opiniones están divididas. Para Mitch Novick, propietario de Sherbrooke Hotel, el comercio de alcohol hasta altas horas es la principal causa del problema. “El cáncer se ha esparcido. La zona se ha convertido es un imán que atrae a gente que viene especialmente a aprovecharse de los propietarios de los locales, de los residentes y de los turistas. Se deben tomar medidas”, concluyó.


Compartir.

Dejar un Comentario