LOS AEROPUERTOS DEL FUTURO: REINOS DEL PLACER

0

¿Y qué si la pesadilla que vive Tom Hanks en The Terminal se convierte en un sueño dorado? A eso apuntan los aeropuertos en el futuro: a transformarse en sitios de placer y bienestar supremos. En diez años, pasarán de ser un simple lugar donde esperar un avión a ofrecer todo tipo de amenities y entretenimientos. Aunque ya hay algunas excepciones: el Aeropuerto Heathrow de Londres y el Schiphol de Amsterdam están experimentando el autoservicio de revisión biométrica de pasaporte en la puerta de embarque que aplica la tecnología de reconocimiento facial. O es el caso de la aerolínea japonesa Nipon Airlines que brinda a los pasajeros unas tabletas inteligentes que les facilita realizar un rápido check-in, navegar el aeropuerto y recibir mensajes de su vuelo en tiempo real.

project_jewelEs un hecho, la tendencia está cambiando a paso firme y distintas proyecciones afirman que para 2024 en la mayoría de los ae-ropuertos podremos ir al cine, hacer yoga o relajarnos en un spa. En esta carrera hacia el futuro, el Aeropuerto Internacional de Singapur promete inaugurar en 2018 una extensión llamada “Joya” con diez pisos, cinco de ellos subterráneos, y una cascada indoor de 130 pies (la más grande del mundo) en la que se proyectarán imágenes digitales y contará con una musicalización nocturna especialmente compuesta.

Pero sin irnos tan lejos en el espacio ni el tiempo, la remozada Terminal Internacional Tom Bradley, del Aeropuerto de Los Angeles, California, ostenta el sistema de multi- medios más extenso de cualquier aeropuerto en el país: siete pantallas gigantes que proyectan escenas del sur de California y videos interesantes, y una “torre del tiempo” de 73 pies con impresionantes imágenes en continuo cambio. Además, estas instalaciones reaccionan al movimiento de los pasajeros y a los datos de vuelo en tiempo real.

Las apps para smartphones serán otro de los pilares para el desarrollo futurista de los aeropuertos en su cruzada de cara al porvenir. Gracias al perfeccionamiento de los códigos QR, los turistas podrán hacer todo tipo de compras virtuales simplemente agitando su mano o desde el comando verbal de su dispositivo. Si ahora el aeropuerto es el purgatorio entre nuestra casa y el avión, o entre el avión y el hotel, en un futuro no muy lejano será clave a la hora de elegir nuestro próximo destino turístico. Es cuestión de paciencia.


Compartir.

Dejar un Comentario