URBES MUTANTES: TAN CONVULSIONADAS COMO ATRAPANTES

0

 

Maestros de la fotografía latinoamericana como Graciela Iturbide, Lourdes Grobet, Bárbara Brandli, Pedro Meyer, Paolo Gasparini, Alberto Korda y Horacio Coppola, entre otros, forman parte de la exposición Urbes Mutantes: Latin American Photography 1941-2012, que se exhibirá hasta el 7 de septiembre en el International Center of Photography de Nueva York. La vida nocturna, la cultura popular, las caras de la pobreza y los momentos de agitación política y social, son los hilos de una muestra que rinde tributo a las ciudades latinoamericanas, indagando en la formación de identidades y los cambios arquitectónicos, culturales y sociales que vivieron en la segunda mitad del siglo XX.

Texto: Florencia Rolón / Fotos: Gentileza International Center of Photography de Nueva York

Una de las más valiosas colecciones privadas de fotografía latinoamericana, la de Stanislas y Leticia Poniatowski, es el punto de partida de Urbes Mutantes: Latin American Photography 1941-2012, la muestra que aúna imágenes de diferentes ciudades de esta región geográfica, cultural, histórica y social con el objetivo de presentarlas en su huidiza condición, revelando la estética, los ideales y las esperanzas que sobre la “modernidad” han sido moldeadas desde mediados del siglo XX.

La coleccion LPS es el fruto de una eleccion de fotos latinoamericanas

La colección LPS (Stanislas y Leticia Poniatowski) es el fruto de una cuidada colección de fotografía latinoamericana.

Esta exposición itinerante podrá ser visitada hasta el 7 de mayo en el International Center of Photography de Nueva York. Urbes Mutantes incluye imágenes urbanas captadas tanto por maestros de la talla de Paolo Gasparini (Venezuela), Lourdes Grobet, Oscar Pintor (Argentina), Fernell Franco (Colombia), Miguel Angel Rojas (Colombia) y otros fotógrafos ahora redescubiertos que contribuyen a conformar el todo de una riada que atraviesa múltiples cuestiones centrales de las ciudades latinoamericanas: vida nocturna, cultura popular, movimientos de masas y protestas políticas, así como las divergencias entre las arquitecturas domésticas y modernas.

Por lo pronto, la publicación del catálogo de esta muestra mereció el premio Photoespaña 2013 al mejor libro de fotografía publicado en el país europeo. La selección de las obras, realizada por Alexis Fabri y Alicia Wills, procede además de los fondos de fotografía contemporánea del Museo del Arte del Banco de la República de Bogotá, institución que acogió la exhibición a principios de 2013. Dicho repertorio enfatiza las mutaciones sufridas por las ciudades latinoamericanas en los últimos 50 años, otorgando a la fotografía un papel privilegiado como testigo fundamental del desarrollo social y cultural del continente.

Urbes Mutantes explora las costumbres, rituales, diseños y demás imágenes urbanas realizadas por 109 artistas. Y están reunidas bajo secciones como Los olvidados, Identidades, La maldita primavera, Geometrías citadinas, Desplazamientos, Masas y protestas, Muros vivos, Popular callejero o La noche en vida. Al final del recorrido se recogen breves biografías de los fotógrafos escogidos convirtiéndose así esta muestra en un extraordinario atlas que incluye nombres consagrados como el de Graciela Iturbide (México), Sergio Larrain (Chile), Horacio Coppola (Argentina) y Alberto Korda (Cuba), con el de artistas plásticos que han incorporado la fotografía a su corpus, como es el caso de Francis Alÿs (Bélgica) y Gabriel Orozco (México).

Mutantes del caos

Urbes Mutantes pretende hacer un recorrido fotográfico por diversas ciudades latinoamericanas haciendo hincapié en esa capacidad de modificación arquitectónica, cultural y social que se exterioriza a lo largo de la última mitad del siglo XX. La fotografía se torna en el vehículo ideal para comprender los diversos procesos de transformación en urbes que a veces acaban siendo agredidas y derruidas, pero en otros momentos terminan consolidando géneros vernáculos en todos los elementos materiales e inmateriales de sus entornos. Mixturas en rostros, en calles, en objetos, en horizontes, en grafitis, en protestas, desnudan esa condición de la urbe latinoamericana que está en permanente movimiento, que es violentamente hermosa aunque parece mutar sin lograr un desarrollo primermundista, tan ajeno a su cultura.

Tesoros de la fotografia

Tesoros de la fotografía. La colección LPS tiene más de 500 obras. En Urbes Mutantes se muestran solamente más de 200.

De hecho, la realidad de América Latina se desenmascara en las miradas de grandes exponentes y otros talentos geniales pero menos conocidos, dentro de los cuales están Armando Salgado (México), Bárbara Brandli (Venezuela), Susana Torres (Perú), Jorge Macchi (Argentina) y Paz Errázuriz (Chile). Uno de los desafíos de Urbes Mutantes es descubrir cómo imágenes comprometidas socialmente se pueden entreverar con otro tipo de documentación urbana. Por ello, encontramos desde representaciones abstractas de arquitectura y urbanización, hasta obras más irónicas de la década de 1990 que cuestionan mitos arraigados de la región.

“A medida que avanzaba el siglo XX, en medio de las luchas por la justicia social y en defensa de la democracia y la libertad, la ciudad se convirtió en un escenario de levantamientos y revoluciones. Las imágenes llegaron a ser tan importantes como las historias que cubren los acontecimientos que dieron forma a estas naciones de América Latina. En ciertos casos, la política y el arte eran inseparables”, señaló uno de los curadores de Urbes Mutantes, el francés Alexis Fabry.

Urbes Mutantes: Latin American Photography 1941–2012 se exhibe hasta el 7 de septiembre. International Center of Photography, 1133 Avenue of the Americas, Nueva York.

www.icp.org

 

 

 

 


Compartir.

Dejar un Comentario