VIRGINIA RAGGI: UNA ALCALDESA ANTISISTEMA EN ROMA

0

Tiene 38 años y forma parte del euroescéptico Movimiento 5 Estrellas. Meses atrás ganó la segunda vuelta de las elecciones para la alcaldía de Roma con el 67,15% de los votos, teniendo como rival a Roberto Giachetti del oficialista Partido Democrático, el mismo del primer ministro italiano, Matteo Renzi. Con una deuda de alrededor de 13 mil millones de euros (14,5 mil millones de dólares, aproximadamente), Roma vive una situación muy precaria. Si Virginia Raggi tiene éxito, su partido podría establecerse como la principal fuerza de oposición en las elecciones legislativas previstas para 2018.

Texto: Simona Volta (Euronews) / Fotos: Carmine Cotroneo / Sergio Deledda

ALMA MAGAZINE: ¿Cuáles son las dos primeras cosas que hizo nomás asumió el cargo en el Campidoglio?

VIRGINIA RAGGI: Primero, ocuparnos de lo que yo llamo el “tesoro del despilfarro”, que asciende a 1.200 millones de euros por año. Es necesario recuperar este gasto y transformarlo en servicios públicos. Después, comenzamos a hacer frente a la negociación de la deuda de Roma, que está entre los 13 mil y 16 mil millones de euros. Por eso, emprendimos una auditoría con el fin de saber exactamente cuánto llegó al interior de la comisión designada por el gobierno. Luego, buscamos renegociar las tasas de interés, dado que hoy en día el costo del dinero es casi 0% y no podemos pagar tasas de interés que se negociaron en 2008.

AM: Usted tiene que tratar con el gobierno del primer ministro, Matteo Renzi, con el que tuvo enfrentamientos verbales durante la campaña electoral. ¿Cómo sigue el vínculo?

V.R.: Siempre he esperado una relación leal y franca con las demás instituciones y por mi parte hay una disposición total. La campaña electoral que el Partido Democrático hizo fue muy dura, especialmente en relación conmigo. Pero no hay problema alguno en este momento, estamos empezando todo de nuevo y vamos a trabajar por el interés de Roma y de los romanos. Espero la misma integridad por parte de otras instituciones y por parte del primer ministro.

AM: ¿No piensa aclarar lo que sucedió en 2012, cuando le dio asesoría jurídica a una entidad pública y luego no declaró este ingreso hasta 2015? Durante la campaña electoral usted dijo que sus oponentes la criticaban a sus espaldas. Pero ahora usted es la alcaldesa y los votantes exigen una respuesta. Además, usted siempre ha defendido la transparencia.

“Siempre he dicho que Roma cambiará si los romanos cambian también.”

V.R.: Ante todo, no fue un trabajo de asesoría sino una asignación de asistencia legal, que es muy diferente. Como asistente legal mi tarea fue la de poner en acción la sentencia del Tribunal de Cuentas al ver que la Autoridad Sanitaria Local (ASL) había sido víctima de un fraude por parte de un médico. Ellos pagaron más dinero del que debían. Mi misión fue recuperar ese dinero, siendo la representante del organismo. La asignación me fue dada en 2012, llevé a cabo una serie de actividades, hice una factura en 2014 que fue luego registrada en la contabilidad de la empresa. Una orden de pago fue emitida en 2015 y la factura fue pagada ese mismo año. El ingreso entró en mi declaración de impuestos sobre la renta individual ese mismo año.

La primera mujer en el Campidoglio

Ascenso. Comenzó en la política en 2011 y dos años más tarde fue elegida como concejal del Movimiento 5 Estrellas en Roma.

Ascenso. Comenzó en la política en 2011 y dos años más tarde fue elegida como concejal del Movimiento 5 Estrellas en Roma.

De la mano del Movimiento 5 Estrellas fundado por el ex cómico Beppe Grillo –al calor de las consecuencias de la crisis económica europea de 2009 y con un tono reticente a Europa–, la abogada Virginia Raggi (Roma, 1978) obtuvo la pole position en la capital italiana tras una campaña basada en las problemáticas vecinales de Roma, como la seguridad y la limpieza. Con el 67,15% de los votos, ganó la segunda vuelta contra Roberto Giachetti del Partido Democrático, que cosechó el 32,85%. Además, Raggi logró capitalizar el descontento popular que existe en la ciudad eterna por los recientes escándalos de corrupción, especialmente luego de la renuncia a fines de 2015 del anterior síndico Ignazio Marino acusado de supuesta malversación de fondos, e incluido en el Mafia Capitale de 2014.

En esa línea, la nueva gobernante anunció durante la campaña que en caso de ganar las elecciones gobernaría por un solo mandato, que quitaría la tarjeta de crédito para gastos personales del alcalde e incluso anunció sus planes para someter a referéndum la candidatura de Roma para los Juegos Olímpicos de 2024, que impulsa el oficialismo del primer ministro Matteo Renzi. “La ciudad tiene otras prioridades. El desarrollo de la capital no tiene que depender de eso. Debemos saber cocinar con los ingredientes que ya tenemos en la nevera”, alegó.

AM: Parece que el escándalo de Mafia Capitale permitió todo en Roma. Las organizaciones criminales están infiltradas en todas partes, con la complicidad de muchos políticos. ¿Cómo se logrará salir de esta situación y, sobre todo, qué se debe hacer para no volver a caer en esto?

V.R.: En primer lugar, se debe aplicar la ley. Mafia Capitale es una red de delincuentes, empresarios y políticos de todos los partidos que se hacía con las licitaciones públicas de la ciudad capital. La llamada quinta mafia de Italia, después de Cosa Nostra, Camorra, N’dranghetta y Sacra Corona Unita, fue acusada de arreglar las licitaciones para la gestión de la basura, el mantenimiento de espacios verdes y la recepción de refugiados, sectores que se beneficiaron de importantes fondos públicos que terminaban en los bolsillos de la red. Mafia Capitale nos ha demostrado que en Roma la verdadera política no la hacen los partidos sino los ciudadanos romanos, los que se levantan cada día a las cinco de la mañana y esperan horas antes de que pase el autobús que les lleve al trabajo. En cuanto a las licitaciones, tenemos que aplicar las normas vigentes para las licitaciones públicas. Esto le dará la oportunidad a todas las empresas que quieran trabajar en Roma en todos los sectores de proponer sus ofertas a la municipalidad y la mejor oferta ganará el contrato.

AM: Estamos hablando de licitaciones públicas, pero el problema es la infiltración de la mafia. No es fácil excluir a las organizaciones criminales.

V.R.: Debemos utilizar todos los sistemas que tenemos, como por ejemplo, las declaraciones antimafia. La Autoridad Nacional Anticorrupción de Italia dijo que va a apoyar a la administración de Roma, ya que, sobre la base de un informe emitido por el director del organismo Raffaele Cantone, se analizaron alrededor de 1500 contratos, lo que representa el 10% de todos los contratos y el resultado reflejó que el 90% de ellos fueron hechos contra la ley y además violaron la regla del sentido común. Por tanto, es claro que la administración ha funcionado mal durante años, así que debe llevarse de nuevo por el buen camino.

“No sé si se trata de una casualidad. Yo diría que es un buen signo que una mujer esté al frente de la alcaldía.”

AM: Los suburbios de Roma se han convertido en un lugar de exclusión social. Algunas ciudades europeas están revisando este modelo que no funcionó y que dio lugar a los guetos. Pienso en ciudades como Amsterdam o Hamburgo, donde el nuevo modelo de vivienda de interés social permite la mezcla social. ¿Es demasiado tarde para Roma?

V.R.: No, en absoluto, pero Roma debe empezar a restablecer la periferia con el centro de la ciudad. Y con la periferia no me refiero a las afueras de Roma, sino a todas aquellas áreas que están a tan solo pocos metros del centro y que están privadas de los servicios más importantes, como el transporte, los cines o los teatros. Estos suburbios se han transformado en dormitorios y fuera de estos dormitorios hay bloques enteros de apartamentos completamente vacíos. Así que no es demasiado tarde, aunque tenemos que tomar medidas.

AM: ¿Pero con el presupuesto que tiene Roma cómo pretende actuar?

V.R.: Primero tenemos que recuperar el dinero despilfarrado. Seguramente todavía hay muchas cosas que permanecen ocultas. Si llegan las amenazas, ya veremos qué hacemos, pero no puedo darle otra respuesta. Si la alternativa es dejar las cosas como están, yo le digo: queremos intentar limpiar esta ciudad. Es el momento de recuperar nuestra historia, de tomarnos la revancha.

AM: Gobernar una ciudad tan compleja y complicada como Roma es una tarea realmente difícil. ¿No le da miedo que algo vaya mal y que esto afecte a todo el Movimiento 5 Estrellas?

V.R.: Creo que en estas últimas elecciones, los ciudadanos declararon firmemente su voluntad para comprometerse a hacer un cambio por la ciudad. No creo que este deseo deba ser subestimado. Durante los últimos tres años de oposición y durante estos meses al frente de la alcaldía, siempre he dicho que Roma cambiará si los romanos cambian también. Seremos capaces de hacerlo si trabajamos juntos, así que estoy segura de que la experiencia será positiva y tomará algún tiempo porque no tenemos una varita mágica. Las pasadas administraciones nos han dejado una ciudad en ruinas, pero estoy segura de que podemos cambiar lentamente el curso de esta máquina que parece que va a chocar contra una pared. Tenemos que ponerla de nuevo en marcha y hacer que vaya hacia un futuro en el que las necesidades de los ciudadanos estén de nuevo en el centro de la política. Los romanos seguimos estando orgullosos de nuestra ciudad, pero el problema es que nos encontramos en una ciudad muy hermosa en la cual es imposible vivir.

AM: Después de París y Madrid, otra mujer es alcaldesa en una capital europea. ¿Es una casualidad?

V.R.: No sé si se trata de una casualidad. Yo diría que es un buen signo, un signo de los tiempos que están cambiando. Es una señal que nos muestra que la gente está dispuesta a lanzarse a una nueva aventura. Espero que también sea un primer paso hacia las políticas de género que se ven con malos ojos, pero que deberían estar en la agenda pública.


Compartir.

Dejar un Comentario